Contratiempo inesperado para Alonso: el listón que deja Ricciardo está más alto de lo imaginable

Raphaëlle PELTIER
·2 min de lectura
Renault's Australian driver Daniel Ricciardo competes to place third during the Formula One Emilia Romagna Grand Prix at the Autodromo Internazionale Enzo e Dino Ferrari race track in Imola, Italy, on November 1, 2020. (Photo by RUDY CAREZZEVOLI / POOL / AFP) (Photo by RUDY CAREZZEVOLI/POOL/AFP via Getty Images)
Daniel Ricciardo en Imola. (Foto: RUDY CAREZZEVOLI / POOL / AFP via Getty Images)

Más allá de Lewis Hamilton, Mercedes y su dominio aplastante de la Fórmula 1, un nombre propio va a terminar la temporada como uno de los grandes destacados del Gran Circo. Se trata de Daniel Ricciardo, que el domingo en Imola cosechó su segundo podio del año, unos resultados muy superiores a las expectativas de Renault y que, indirectamente, ponen en un aprieto a Fernando Alonso, que heredará su asiento el curso que viene.

El regreso del asturiano a la escudería francesa fue toda una inyección de ilusión para los aficionados. Con la marca del rombo, el español se proclamó dos veces campeón del Mundo, aunque, en la actualidad, aquel hito parece muy lejos. Al menos, hasta el ansiado cambio de normas.

Pero cuando tu nombre es Fernando Alonso, el quedar por encima de las previsiones es el estándar y, a buen seguro, muchos esperarán que su sola presencia sirva para elevar las prestaciones de Renault. Algo que, ahora, quizá parece más irrealizable que nunca debido al gran trabajo realizado por Ricciardo. El australiano, que ha fichado por McLaren para 2021, marcha cuarto en la clasificación, con 95 puntos, muy por delante de su compañero de equipo, Esteba Occon, que suma 40 puntos, lo que ofrece una dimensión real del gran trabajo que está realizando.

Justa o injustamente, este será el baremo por el que se medirá el trabajo de Alonso la próxima temporada. El listón está muy alto, un contratiempo que seguramente el español no vio venir cuando se decidió a dar el paso de su regreso a la F1.

Récord de Mercedes en la casa de Ferrari

El piloto británico Lewis Hamilton se impuso este domingo en Imola en el Gran Premio de Emilia-Romaña, seguido por su compañero finlandés en Mercedes, Valtteri Bottas, un resultado que permite a la escudería germana sumar un séptimo título consecutivo de constructores, un récord en la disciplina.

Mercedes supera así el récord que compartía hasta ahora con Ferrari, que logró el título de constructores entre 1999 y 2004 ininterrumpidamente, en la época dorada del piloto alemán Michael Schumacher.

Las 'Flechas de Plata' suman 479 puntos en el campeonato de constructores, una cantidad ya inalcanzable para Red Bull, segundo con 226, cuando faltan solo cuatro carreras para finalizar el campeonato.

"Es algo de lo que podemos estar realmente muy orgullosos. Formamos un colectivo increíble", destacó el patrón de Mercedes, el austriaco Toto Wolff, quien negó que todo sea tan sencillo como parece desde fuera. "Vosotros no veis la sangre, el sudor y las lágrimas", espetó a los periodistas.

Sobre el futuro, Wolff explicó: "El próximo año será de transición, pero 2022 está cerca. El cambio de reglamento, el techo presupuestario, todo está ideado para detenernos y esto nos motiva", aseguró con respecto a los cambios previstos dentro de dos años para intentar acabar con el dominio de Mercedes.