Levy defiende presunción de inocencia de Balbín y respetará proceso judicial

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid, 17 nov (EFE).- La delegada del Área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy, ha defendido este martes que respetará el procedimiento judicial de su jefe de gabinete, Pablo Balbín, su presunción de inocencia y su derecho a la defensa.

Así lo ha afirmado Levy en la comisión de su ramo celebrada este martes, en la que Más Madrid ha preguntado si la responsable del área "va a mantener a este cargo público en el puesto" después de haber sido "llamado a declarar por la Audiencia Nacional en calidad de investigado" en el contexto de la trama Púnica.

"Como ustedes saben, esta persona no es un cargo electo ni un alto cargo público, es un profesional técnico del Gabinete y vamos a respetar el proceso judicial en sus propios términos, la presunción de inocencia y su derecho a la defensa", ha respondido la delegada.

El concejal de Más Madrid Miguel Montejo, que le ha dicho a Levy que no cabe "la menor duda" de que es un cargo público, le ha reprochado que "mientras esto ocurre" el sector de la cultura está "desangrándose" en una crisis no vista desde la Guerra Civil, y mientras ella "metiéndose en todos los saraos menos en los que tiene que estar".

"Espero que con el tiempo, en lugar de cuestionar la continuidad del señor Balbín no terminemos cuestionando la suya propia, señora Levy", ha zanjado Montejo, antes del segundo turno de Levy, que la delegada no ha empleado.

A principios de noviembre, el juez que investiga el caso Púnica citó a una nueva tanda de investigados, un total de 17, dentro de la pieza diez, centrada en la contratación de varias empresas vinculadas a la trama por parte de diversos ayuntamientos del país y de la Consejería de Educación de Madrid para mejorar la imagen en medios y redes sociales de los alcaldes con cargo presuntamente a los fondos público.

Entre los 17 citados se encuentra Pablo Balbín, actual director de gabinete de Levy, y en el momento de los hechos jefe de gabinete de la exconsejera madrileña Lucía Figar.

A Balbín el juez le imputa por los trabajos de reputación que recibió presuntamente Figar entre 2011 y 2014, del mismo modo que a otros investigados que habrían participado para que estos servicios se pagasen con dinero público y de forma encubierta.

Otro de los citados es Ignacio García de Vinuesa, que dimitió de su cargo como Comisionado del Gobierno de la Comunidad de Madrid para la Atención de Víctimas del Terrorismo tras ser citado como investigado.

(c) Agencia EFE