Letizia mira al pasado y sorprende en su última aparición

·2 min de lectura
Los reyes, este lunes. (Photo: Pool Efe/GTRES)
Los reyes, este lunes. (Photo: Pool Efe/GTRES)

Los reyes, este lunes. (Photo: Pool Efe/GTRES)

En sus primeros años como miembro de la familia real, Letizia se encomendó a Felipe Varela para encumbrarlo como su diseñador de cabecera, especialmente en las ocasiones más importantes.

Casi veinte años después, las cosas han cambiado y la reina ha ido dejando espacio en su armario para otros diseñadores, firmas low cost y marcas españolas con pequeños talleres.

Sin embargo, este lunes, la consorte ha viajado al pasado y rememorado los tiempos en los que Varela no tenía rival en su vestidor. Para celebrar el 40º aniversario de España en la OTAN, los reyes han ofrecido un almuerzo en el Palacio Real en el que Letizia ha reciclado un vestido del modisto madrileño que estrenó en 2018.

En concreto, se trata de un diseño que vistió por primera vez para el desfile del 12 de octubre y que, entonces, combinó con una americana que no ha lucido en esta ocasión. Es un vestido en tono rosa empolvado recubierto de encaje y falda plisada.

Letizia, el 12 de octubre de 2018. (Photo: GJBGTRES)
Letizia, el 12 de octubre de 2018. (Photo: GJBGTRES)

Letizia, el 12 de octubre de 2018. (Photo: GJBGTRES)

El vestido con la americana a juego. (Photo: GCHGTRES)
El vestido con la americana a juego. (Photo: GCHGTRES)

El vestido con la americana a juego. (Photo: GCHGTRES)

La separación entre Letizia y Felipe Varela comenzó a hacerse evidente cuando la reina ocupó el puesto de consorte y empezó a introducir en su armario nuevas marcas como Carolina Herrera, Hugo Boss o Nina Ricci. Poco a poco, también fue vistiendo opciones low cost de Zara, Manga o Massimo Dutti.

A pesar de que Varela ya no era omnipresente en su armario, Letizia seguía confiando en él para dos de las citas más relevantes del calendario de la familia real: el desfile del 12 de octubre y los premios Princesa de Asturias. En esos actos siempre estrenaba piezas creadas en exclusiva y a medida para ella.

Todo cambio en 2020, con la pandemia y la crisis de reputación de la monarquía por los escándalos de Juan Carlos I. La reina intentó poner en marcha una estrategia de contención y no estrenar prendas ni accesorios, ni siquiera en los actos más relevantes. Ese año, para el desfile de la Hispanidad sí rescató un Varela, pero rompió la tradición en Oviedo y recicló un aplaudido Delpozo para los premios Princesa de Asturias.

En 2021 Letizia cortó por lo sano con el creador madrileño eligiendo un vestido de María Barragán para el desfile militar y un diseño de The 2nd Skin para los Princesa de Asturias, confirmando su apuesta por marcas españolas y nuevos creadores con una línea sostenible, como Barragán.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente