Letizia da un giro de 180º en el día grande de la princesa Leonor

Leonor y Letizia, a su llegada al Teatro Campoamor. (Photo: Chema Clares/GTRES)
Leonor y Letizia, a su llegada al Teatro Campoamor. (Photo: Chema Clares/GTRES)

Leonor y Letizia, a su llegada al Teatro Campoamor. (Photo: Chema Clares/GTRES)

La Letizia más romántica ha dejado todo el protagonismo a la princesa Leonor este viernes en los Premios Princesa de Asturias. La reina ha elegido un look sofisticado y sobrio, alejado de las elecciones despampanantes que ha elegido en otros actos de esta misma semana.

Al igual que el año pasado, la reina ha vuelto a apostar por el negro, aunque en una versión muy diferente. Letizia ha lucido un vestido con un escote blanco de tul, flores y perlas cosidas que son un verdadero trabajo de artesanía. La parte superior acapara todo el protagonismo de la prenda, en color negro, que es larga hasta el tobillo.

La familia real al completo. (Photo: Chema Clares/GTRES)
La familia real al completo. (Photo: Chema Clares/GTRES)

La familia real al completo. (Photo: Chema Clares/GTRES)

Los reyes, en Oviedo. (Photo: Chema Clares/GTRES)
Los reyes, en Oviedo. (Photo: Chema Clares/GTRES)

Los reyes, en Oviedo. (Photo: Chema Clares/GTRES)

Se trata de un diseño de Carolina Herrera, una de las firmas de cabecera de la consorte, que rompe la tradición de apostar por un diseñador español para estos premios, aunque la marca forma parte del grupo catalán Puig. La prenda no es nueva, pertenece a la colección de invierno 2018 de la firma, por lo que llevaría en el armario de Letizia varios años.

La consorte no ha querido hacer un gran despliegue de joyas y ha prescindido de pulseras. Sí ha llevado unos espectaculares pendientes de diamantes que ya lució en una cena de gala con el emir y la duquesa de Qatar ya que son un regalo personal de las autoridades del país. Tras esa velada, Casa Real confirmó a Vanitatis que los pendientes pasaban a formar parte de Patrimoio Nacional y que se usarían en ocasiones puntuales. Letizia también ha llevado el anillo de Karen Hallam del que no se despega.

Detalle de los pendientes de la reina y del delicado escote de su vestido. (Photo: Jesus Briones/GTRES)
Detalle de los pendientes de la reina y del delicado escote de su vestido. (Photo: Jesus Briones/GTRES)

Detalle de los pendientes de la reina y del delicado escote de su vestido. (Photo: Jesus Briones/GTRES)

La reina sí se ha bajado de los altísimos tacones que suele calzar para apostar por unos salones destalonados de tacón medio de Isabel Abdo que suele lucir en actos de diario. Letizia reveló en los corrillos de la recepción posterior al desfile del 12 de octubre que sufre neuroma de Morton, una dolorosa dolencia derivada del uso de tacones muy altos o zapatos puntiagudos y apretados.

En el apartado beauty, Letizia ha preferido la sencillez de un recogido bajo para centrar toda la atención en la mirada. La reina ha innovado con un cat eye en el que también ha combinado blanco y negro, utilizando un lápiz claro desde el lagrimal hacia fuera para aportar luminosidad a la mirada.

Detalle del maquillaje de la reina. (Photo: Jesus Briones/GTRES)
Detalle del maquillaje de la reina. (Photo: Jesus Briones/GTRES)

Detalle del maquillaje de la reina. (Photo: Jesus Briones/GTRES)

Detalle del recogido de Letizia. (Photo: Jesus Briones/GTRES)
Detalle del recogido de Letizia. (Photo: Jesus Briones/GTRES)

Detalle del recogido de Letizia. (Photo: Jesus Briones/GTRES)

Como es habitual en todos los actos previos a los Princesa de Asturias, la reina Letizia ha elegido moda española. El jueves estrenó en el concierto previo a los galardones un vestido de terciopelo y escote halter de Teresa Helbig, mientras que esta mañana, en las audiencias con los premiados, la consorte ha rescatado un diseño de Cherubina que estrenó en Reino Unido en 2019.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR