Letizia derrocha personalidad con su 'look' en los Princesa de Asturias 2018

Redacción El HuffPost

Letizia ha arriesgado en esta edición de los Premios Princesa de Asturias. La reina ha sido un año más la gran protagonista a su llegada al Teatro Campoamor. Y si el año pasado optó por un diseño en tul blanco de Felipe Varela, este año ha apostado por un vestido azul noche plagado de brocados y bordados en distintos tonos de grises, de corte midi y falda acampanada que firma su modisto de cabecera.

Destacan especialmente los motivos en el cuerpo y la falda del vestido, cosidos a mano, que acaparan toda la atención frente a la sencillez de la silueta, habitual en el armario de Letizia.

La reina ha dejado los recogidos y ha lucido una melena lisa suelta, muy pulida, y un maquillaje que ha cedido todo el protagonismo a la mirada, con ojos ahumados. Una combinación que hacía brillar especialmente a los espectaculares pendientes de diamantes del lote de joyas de pasar que ya eligió para el concierto previo que sirve de antesala a los premios y el pasado mes de abril para una cena de estado con el Presidente de Portugal.

Una pieza de joyería tan espectacular que la monarca no ha necesitado pulseras, anillos o demás complementos, tan solo un pequeño bolso de mano de ante de Magrit, a juego con los zapatos peep toes semitransparentes que calzó pese a las nubes que amenazaban la capital asturiana.