Leones y guepardos, dos felinos más vulnerables de lo que parecen

·4 min de lectura

Los leones y los guepardos son dos felinos legendarios cuya población está catalogada como "vulnerable" según la Lista Roja de Especies Amenazadas, una categoría que algunos científicos conservacionistas creen que es demasiado optimista.

La Lista Roja representa desde su creación en 1964 la autoridad mundial en materia de alerta y lucha para preservar la biodiversidad del planeta, y esta semana los expertos volverán a actualizarla, con motivo del Congreso Mundial de la Naturaleza en Marsella (Francia), que se inaugura el próximo viernes.

El guepardo es considerado el mamífero terrestre más rápido del mundo, capaz de alcanzar una punta de velocidad de 103 km/h. Su población actual, presente en África y Asia, es inferior a 7.000 individuos, según la Lista Roja.

El león es considerado el felino más sociable, vive normalmente en manadas y su población oscila entre 23.000 y 39.000 individuos.

Ambos depredadores fueron confirmados como "vulnerables" en 2014 por la Lista Roja, elaborada por los expertos de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN).

De las seis categorías de la Lista, "vulnerable" es la tercera, justo antes de "en peligro".

- De "vulnerable" a "en peligro" -

"No cabe la menor duda: 'vulnerable' significa que una especie está amenazada" explicó Sarah Durant, experta en felinos y miembro del grupo de especialistas de la UICN, a la AFP via Zoom.

"Pero en mi opinión, los guepardos deberían ser clasificados como 'en peligro'".

Durant reconoce la importancia de la Lista Roja, que significa una "tarjeta" de advertencia para los gobiernos encargados de proteger a las especies animales en sus territorios.

Pero los expertos de la Lista Roja, que hasta la fecha han identificado y clasificado pacientemente más de 134.000 especies (un 28% de las cuales amenazadas) "cubren un espectro muy amplio, así que hay muchos matices que se pierden" admite Durant, profesora y conservacionista de la Sociedad Zoológica de Londres.

La población de guepardos ha caído en torno a un 30% en espacio de 15 años -una fuerte disminución, pero lejos aún de la caída del 50%, considerado el umbral necesario para situarlos como especie "en peligro".

Los datos con los que trabaja la Lista Roja son fragmentarios, producto de la observación en áreas protegidas como los parques nacionales o las reservas de caza.

Pero tres cuartas partes de esos depredadores solitarios viven y cazan en zonas donde escapan a todo control, bajo la amenaza de ganaderos o pastores que defienden también su modo de vida o supervivencia.

"Estamos midiendo el declive de la población en las áreas donde en realidad se encuentran mejor" explicó Durant.

- Perspectivas sombrías -

A largo plazo las perspectivas son sombrías.

El guepardo era un icono de la fauna salvaje en amplias zonas de África y Asia. Pero desde 1900 su población se ha reducido más de un 90%.

"Es un declive catastrófico" explica Durant.

Las perspectivas de los leones no son mucho mejores, explica Paul Funston, director del programa Leones de la organización no gubernamental Panthera.

Este experto participó en la clasificación de los leones en 2014 en la Lista Roja. En los 21 años previos, la población había caído un 43%. Casi en el umbral de "especie en peligro", pero sin cruzarlo.

Aunque viven y cazan en áreas protegidas, los leones están desapareciendo poco a poco. "Cada vez que vamos y miramos en detalle, nos encontramos que hay menos leones que lo que creíamos, normalmente tres, cuatro o incluso una decena menos" en las manadas, explicó Funston a la AFP.

Los leones sufren un acoso doble por parte de los cazadores furtivos, que los persiguen tanto a ellos como a sus presas.

Los expertos reconocen sin embargo que la situación es desigual en función de las regiones. En el sur del continente africano la población de leones ha subido, gracias al aumento de la financiación para las áreas protegidas.

En el este de África, más vulnerable a los conflictos armados, la población ha decrecido. Y la situación es aún peor en el centro y África occidental. En ambas zonas, más del 90% de esos felinos han desaparecido.

"El proceso (de clasificación de la Lista Roja) es tan frustrante", indicó Funston.

Craig Hilton-Taylor, jefe del organismo de la UICN, defiende sin embargo la metodología actual.

"La Lista Roja examina todos esos aspectos", explicó en entrevista mediante Zoom. "Los criterios son robustos".

Pero Hilton-Taylor reconoce que sin la protección que el león goza aún en el sur de África, este depredador ya hubiera pasado hace largo tiempo de "vulnerable" a "en peligro".

mh/jz/zm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente