Francia rechaza y veta la "escritura inclusiva" en sus aulas

·2 min de lectura

Lo que era un proyecto de ley hace unas semanas se ha convertido en norma y el Gobierno francés ha vetado el uso de la denominada 'escritura inclusiva' en las aulas de sus centros educativos al considerar que perjudica el aprendizaje del lenguaje, como recoge Le Figaro

European and French flag hanging on the building exterior of a Girls school in Paris, France.
European and French flag hanging on the building exterior of a Girls school in Paris, France.

Hace unas semanas el diputado François Jolivet, del partido La République En Marche (LREM) del presidente Emmanuel Macron, presentó el proyecto del ley con el apoyo de 60 diputado de la Asamblea Nacional. Una vez discutido y aprobado, el texto que regula la utilización de la escritura inclusiva en colegios y demás centros educativos ha sido publicado esta semana en el Boletín Oficial.

En declaraciones recogidas por el citado medio francés, el Ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, ha precisado que “la lengua francesa no debe ser triturada ni dañada” al tiempo que ha añadido que lo que se impone ahora en las aulas ya se hizo en la administración en 2017.

En la circular enviada se puede leer que “en el contexto de la educación, el cumplimiento de las reglas gramaticales y sintácticas es fundamental. Debería prohibirse el recurso a la denominada escritura 'inclusiva', que utiliza notablemente el punto medio para revelar simultáneamente las formas femenina y masculina de una palabra usada en masculino cuando se usa en un sentido genérico”.

El problema que ven desde los defensores del veto es que para hacer el lenguaje más inclusivo se añade un sufijo femenino a sustantivos masculinos y eso dificulta el aprendizaje en varios sentidos como la comprensión de la escritura y la lectura de textos en voz alta. 

Además, indice el texto en el hecho de que ese lenguaje inclusivo puede perjudicar especialmente a niños con algún tipo de discapacidad o problemas de aprendizaje. Peso al veto, Blanquer defiende que se trabaje en la feminización de algunos términos siempre y cuando se mantengan “dentro del respeto de las reglas gramaticales”.

Continúa asegurando que “la elección de ejemplos o afirmaciones en una situación docente debe respetar la igualdad entre niñas y niños, tanto a través de la feminización de términos como a través de la lucha contra las representaciones estereotipadas”.

La postura ahora oficial y legislada del Gobierno de Macron está en sintonía con lo defendido por la Académie Française (el equivalente a la RAE en España), que siempre ha sido muy crítica con la escritura inclusiva por considerarla incorrecta gramaticalmente.

EN VÍDEO | Macron asume la herencia de Napoleón en medio de la polémica sobre su figura

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente