Legislativas Francia: privado de la mayoría absoluta, el Ejecutivo enfrenta una Asamblea renovada

·5 min de lectura

Tras no obtener la mayoría absoluta en la segunda vuelta de las elecciones legislativas del domingo, la coalición oficialista Ensemble tendrá que formar una coalición o encontrar "mayorías de ideas" para legislar. Se trata de una situación inédita bajo la Quinta República, que sitúa a la Asamblea Nacional en el centro del juego político francés. Análisis.

"Trabajaremos desde mañana (lunes) para construir una mayoría de acción, no hay alternativa a esta reunión para garantizar la estabilidad de nuestro país y liderar las reformas necesarias". Estas fueron las palabras de la primera ministra gala, Elisabeth Borne, pronunciadas en la noche del domingo 19 de junio, una vez que quedó claro que la coalición Ensemble sólo tendría una mayoría simple en la Asamblea Nacional.

"Desde el momento en que Elisabeth Borne considera que no hay mayoría, es que su acción consistirá en intentar, según los textos de la ley, construir "mayorías de ideas" que reúnan a personas que, sea cual sea su filiación política, puedan encontrarse en un programa de acción", explica Arnaud Benedetti, profesor asociado en París-Sorbona y director de la 'Revue politique et parlementaire'.

"La realidad es que al día siguiente de la segunda vuelta de las elecciones legislativas, no hay una mayoría clara por primera vez en la Quinta República", continúa el politólogo. Las cartas se han barajado en el hemiciclo: con 245 diputados, a la coalición afín al Gobierno le faltan 44 escaños para poder votar las reformas -un proyecto de ley sobre el poder adquisitivo, la reforma de las pensiones, entre otras- que el Ejecutivo tenía previsto iniciar en los próximos meses.

"Mi temor es que el país se bloquee", dijo la portavoz del Gobierno, Olivia Gregoire, a la cadena gala 'France Inter' este lunes por la mañana. Preguntada sobre si Francia es gobernable tras las elecciones, admitió que sería "complicado".

Una precaución que no avergonzó al diputado de la Nupes François Ruffin, recién reelegido el domingo por la noche: "El país está bloqueado. Emmanuel Macron no tiene legitimidad para imponer su proyecto, Marine Le Pen no tiene legitimidad para imponer su proyecto. Pero hay que decir que nosotros (los diputados de Nupes, nota del editor) tampoco tenemos mayoría y legitimidad para imponer nuestro proyecto."

Con tres fuerzas políticas que se neutralizan mutuamente, la nueva configuración de la Asamblea Nacional no tiene precedentes. Según Arnaud Benedetti, el Ejecutivo sólo dispondrá de mayoría absoluta de dos maneras: "Será en función de los textos que se debatan en la Asamblea Nacional, o mediante una coalición con otras fuerzas políticas clave".

La primera opción se había seguido durante las dos legislaturas con mayorías relativas que conoció la Quinta República, bajo el general De Gaulle (de 1958 a 1962) y bajo François Mitterrand (de 1988 a 1993): en cada ocasión se identificaron aliados políticos para la votación de cada ley, lo que no ocurre todavía hoy.

Numéricamente, la ecuación de Ensemble podría resolverse con una coalición con los republicanos (61 diputados). Pero el presidente del partido, Christian Jacob, advirtió claramente el domingo: "Estamos en la oposición, seguiremos en la oposición".

El hecho es que, en una República a la que no le gustan las coaliciones, la opción del "caso por caso" parece ser la preferida por el Ejecutivo, cuyo líder habló de la "mayoría de acción", lo que recuerda a las "mayorías de ideas", un concepto que se remonta a Edgar Faure, ministro de De Gaulle y Pompidou.

Primera prueba a gran escala en la Asamblea Nacional el 5 de julio

Esta agitada situación política es, en cualquier caso, una señal de que los parlamentarios vuelven a estar en el centro de la vida política francesa.

"Está claro que la Asamblea Nacional está recuperando influencia y peso", explica el politólogo. Donde la mayoría tenía más de 300 diputados en 2017, sólo tendrá 245 en 2022, quedando la mayoría absoluta fijada en 289. Por el contrario, los grupos de la oposición salen reforzados de estas elecciones: la Nupes tiene 131 diputados, mientras que la izquierda en sentido amplio tenía 72 hace cinco años. La Asamblea Nacional pasó de 8 a 89 diputados.

Durante el quinquenio anterior, la oposición al partido oficialista lamentó que la Asamblea Nacional se hubiera convertido en "una cámara de grabación de los deseos del presidente". Según Arnaud Benedetti, "el Gobierno está ahora técnicamente a merced de los votos negativos. Si todas las demás fuerzas políticas empiezan a votar como una sola en contra de un texto, el Gobierno será superado".

La primera prueba de fuego tendrá lugar en el hemiciclo el 5 de julio: Elisabeth Borne debe hacer una declaración de política general ante los diputados para exponer las principales orientaciones políticas del Gobierno, al término de la cual podría pedirse a la Asamblea Nacional un voto de confianza (este último no es constitucionalmente obligatorio).

También es el día en el que Nupes tiene la intención de presentar una moción de censura contra el Gobierno, según anunció la coalición de izquierdas en Twitter el lunes.

Una votación mayoritaria sobre la moción podría llevar al derrocamiento del Gobierno: esta opción es ahora teóricamente posible, si todas las fuerzas de la oposición se unen para obtener 289 votos.

Antes de eso, esta herramienta parlamentaria podría provocar sobre todo una clarificación en los bancos del hemiciclo, como explica Dominique Rousseau, profesor de derecho constitucional, en 'France Inter': "Será muy interesante ver quién votará esta moción de censura y quién se abstendrá. Habrá una primera medición del equilibrio de poder en la Asamblea Nacional".

¿Tendrá la coalición Ensemble mayoría absoluta el 5 de julio? De no ser así, el bloqueo podría ser aún mayor que el actual. Y en caso de situación insostenible, "el presidente de la República dispone de una importante arma institucional: la posibilidad de disolverse", recuerda Arnaud Benedetti.

"Pero el riesgo es que, tras la vuelta a las urnas, se encuentre con una Asamblea Nacional que amplíe aún más el movimiento observado tras las últimas elecciones legislativas. No parece que vaya a ser posible una disolución durante algún tiempo".

*Adaptado de su versión original en francés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente