Le preguntan a Abascal sobre el cambio climático y responde que no sabe pero que le gusta el campo

Santiago Abascal tiene un problema con el cambio climático y es que, básicamente y como él mismo ha reconocido a su paso por el programa matinal de Susana Griso en Antena 3, ni sabe mucho sobre el tema, ni está en ese debate. Eso sí, reconoce que le gustan mucho el campo y la naturaleza.

Habló de más temas y contestó a más preguntas el líder de Vox en su regreso al espacio Un café con Susana, pero de la que todo el mundo habla y ha provocado más reacciones en redes sociales es la de “¿qué hace usted, particularmente, a diario para luchar contra el cambio climático?”.

Ante una pregunta así, Abascal no contestó cosas como por ejemplo usar el coche lo imprescinbdible, controlar la temperatura del aire acondicionado o cualquiera de los consejos que se dan siempre para combatir el cambio climático. No, lo que dijo es que no sabía mucho del tema.

“Yo desconozco las cuestiones científicas y he de reconocer que no estoy en ese debate. Me gusta mucho el campo, la naturaleza y tengo una preocupación con la conservación. El debate del cambio climático, si es un cambio natural, si es un cambio que obedece al ser humano... pues es algo que desconozco realmente”, le dijo a la conductora del espacio.

Su respuesta llegó a Twitter y los internautas no le han perdonado su desconocimiento. Comentan que vaya “nivelón” tiene, se preguntan que si no lee las noticias y en general le echan en cara no saber de un tema que es de suma importancia a nivel mundial y de calado en cuanto a políticas se refiere.

A Abascal le llueven las críticas por su opinión o no opinión sobre el cambio climático como le ocurrió a Mariano Rajoy cuando hace años, estando en al oposición, en un congreso en Palma de Mallorca, puso en duda la importancia del tema apoyándose en un primo científico que tiene. Tampoco sabía mucho el entonces político del Partido Popular sobre la materia. “Yo de este asunto sé poco, pero mi primo supongo que sabrá”, aseguró.

Después vino lo de “Oiga, he traído aquí a diez de los más importantes científicos del mundo y ninguno me ha garantizado el tiempo que iba a hacer mañana en Sevilla. ¿Cómo alguien puede decir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?”, recogió en su día El País. Añadió que, según su punto de vista, no se podía convertir el cambio climático “en el gran problema mundial”. Su opinión cambió con los años y una vez en el Gobierno promovió leyes, firmó acuerdos y aseguró que “este es el futuro y no podemos quedarnos atrás”.

Aunque cuando de políticos que no saben sobre esta materia se trata quien siempre va en cabeza es Donald Trump. El presidente de los Estados Unidos es uno de los negacionistas más poderosos del mundo (si no el que más). Llegó a decir que era un invento de los chinos para luego asegurar que se lo creía para poco después volver a ponerlo en duda. Seguir su hilo de pensamiento no es fácil.

Santiago Abascal, ante una pregunta sobre qué hace para combatir el cambio climático, responde que de eso no sabe mucho pero que le gusta el campo. (Foto: AP Photo/Bernat Armangue, Pool)