Le dan el alcoholímetro para que sople y lo usa como trompeta

Un joven de Camas (Sevilla) fue detenido la madrugada del martes por conducir bajo los efectos del alcohol y negarse a realizar la segunda prueba para determinar el grado de alcoholemia. En lugar de eso cogió el alcoholímetro y, usándolo a modo de trompeta, se puso a interpretar una marcha de la Semana Santa, según publica ABC.

El joven detenido se había empotrado contra un bolardo y se negó a soplar por segunda vez en el alcoholímetro. En lugar de eso, lo usó como instrumento musical. (Foto: AFP Photo/Alain Jocard)

Los hechos ocurrieron en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta cuando una patrulla de la policía se personó en el lugar tras una llamada alertando de que un coche se había atascado y su conductor era incapaz de salir.

Al llegar allí se encontraron a un joven de 27 años con signos de embriaguez que se había empotrado con su coche contra un bolardo sin poder maniobrar para volver a la calzada.

Visto el estado en el que se encontraba, los agentes le sometieron al test de alcoholemia, en el que dio positivo con una tasa del 0,81. Instantes después, se le instó a que soplase de nuevo. Fue ahí cuando decidió que en lugar de eso interpretaría la conocida como la marcha de las Tres Caídas utilizando el alcoholímetro como trompeta.

El joven, natural de Camas, insistió en su actitud, por lo que la policía acabó llevándoselo detenido por un delito contra la seguridad vial al conducir, supuestamente en estado de embriaguez, y por negarse a hacer la prueba.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines