León disfruta de su fiesta más pagana

Es el néctar de los dioses de Genero. La copa de orujo más irreverente de la Semana Santa leonesa. La copa de orujo que recuerda su memoria. Un personaje al que el primer camión de la basura de León le atropelló convirtiéndole desde hace 88 años ya en toda una leyenda ensalzada por su propia cofradía. Su procesión recorre el "Barrio Húmedo" de León. No sin antes dedicarle un brindis. Una ofrenda final con una corona, pan y orujo ponen fin a la procesión más pagana de León.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines