Leyendas urbanas y supersticiones sobre la Lotería de Navidad

Es un hecho constatado el que la Lotería de Navidad es uno de los sorteos más famosos y que más expectación genera, no solo en nuestro país sino que en todo el planeta. Esto le confiere el privilegio de ser conocido por millones de personas, pero en multitud de ocasiones el que algo sea muy conocido no quiere decir que todo lo que se sepa de ello sea cierto.

Alrededor del sorteo navideño se han generado muchísimas leyendas urbanas y bulos que muchas personas han acabado dando como ciertos, pero los dos más conocidos son los que se refieren al número 00000 y al del peso de las bolas.


[Relacionado: Sigue la última hora de la Lotería de Navidad]

Sobre el número 00000 existe la falsa convicción de que es jugado íntegramente por la Casa Real, al tratarse de un obsequio que se le hace desde la propia organización de Loterías del Estado. Pero nada más lejos de la realidad, ya que dicho número se puede adquirir en cinco administraciones repartidas por el territorio nacional: Cádiz, Logroño, Las Palmas, Manises y Murcia y pudiéndose adquiridos por cualquier persona.

Eso no quita el hecho de que alguna de estas administraciones obsequie algún décimo de este número al Rey Don Juan Carlos, algo que no es confirmado ni desmentido por parte de los expendedores de lotería.

[Más: Los números más demandados de la lotería]

Otra de esas leyendas urbanas tiene que ver con las bolas del sorteo, ya que existe el rumor que dice que cuanto más alto es el número, más pintura ha sido utilizada para escribirlo y por lo tanto pesa más, situándose más fácilmente en el fondo del bombo junto al orificio por el que se extraen.

Pero nuevamente se trata de un error, ya que cada bola es exactamente igual (tanto las cien mil que contienen los números del 00000 al 99999, como las 1.807 bolas correspondientes a los premios). Los números y letras que aparecen han sido grabados en cada bola mediante láser y éstas miden 18,8 milímetros y tienen un peso exacto de 3 gramos cada una.

Si nos trasladamos al apartado de supersticiones alrededor de la Lotería de Navidad, nos podemos encontrar que cada jugador tiene la suya. La más generalizada es la que indica que un décimo o participación de lotería no se debe regalar, ya que sino ésta se gafa y no toca.

Muchas son las personas que en lugar de regalársela a los familiares y amigos lo que hacen es venderla por  1 céntimo de euro, aunque la mayoría prefieren intercambiarla por otro número y así contagiarse de la posible suerte de la otra persona.

El pasar un décimo por la barriga de una embarazada o la chepa de un jorobado es otro de los clásicos dentro del apartado de supersticiones, así como el hecho de ir a comprar rápidamente un número si por casualidad se ha pisado por la calle un excremento de perro. Eso sí, sin haberse limpiado el zapato, ya que, según los supersticiosos, eso es lo que atrae la suerte.

Llevar un amuleto o una prenda de vestir concreta a la hora de adquirir el décimo, así como hacerlo en un determinado día y una hora concreta es otro de esos rituales que se realizan con tal de atraer la buena suerte y ser agraciados con el premio Gordo.

El apartado sobre los números más demandados de la lotería también es un tema a tener muy en cuenta, ya que cada uno tiene su favorito, aparte de dejarse llevar por las tendencias de ese año en concreto, ya sea en fechas específicas o efemérides por algún hecho singular.

Sí nos fijamos en las terminaciones nos encontramos con que uno de los más solicitados son los décimos acabados en 13, pero paradójicamente en toda la historia de la Lotería de Navidad ningún premio gordo ha acabado así. Este año parece que ha aumentado la demanda de los números con esta terminación en un ejercicio de hacer llegar la suerte  para todo el 2013 a través de la lotería.

Muchos son los videntes, tan de moda últimamente en las madrugadas televisivas, que ofrecen sus servicios para predecir el número que cada uno ha de jugar o incluso bendecir aquél décimo que ya has adquirido. En internet podemos encontrarlos con múltiples páginas con rituales que hacer para que te toque la lotería.

PUBLICIDAD