Lavrov explica a representantes de EEUU y Francia la situación en el Karabaj

Agencia EFE
·2 min de lectura

Moscú, 18 nov (EFE).- El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, recibió hoy a representantes de Estados Unidos y Francia, a los que explicó la situación en Nagorno Karabaj tras la firma del acuerdo que puso fin a mes y medio de cruenta guerra entre tropas armenias y azerbaiyanas.

"Durante las consultas se abordó la situación creada en Nagorno Karabaj y a su alrededor" después del acuerdo suscrito con mediación rusa el 10 de noviembre, señala el comunicado de Exteriores.

También se acordó "coordinar" en un futuro los esfuerzos de mediación entre los tres países, los copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE para Nagorno Karabaj.

Lavrov se reunió con el estadounidense Andrew Shaefer, el francés Stephane Visconti y el representante personal del secretario general, Andrzej Kaspryk, según la fuente.

La reunión de hoy se cerró después de que el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, se reuniera en París con su colega francés, Jean-Yves Le Drian.

Tanto EEUU como Francia, copresidentes, pidieron aclaraciones sobre el acuerdo, especialmente sobre la presencia turca sobre el terreno, a lo que se opone terminantemente Armenia.

Lavrov aseguró ayer que Moscú coordinó desde un principio sus esfuerzos con Washington y París para lograr el cese de los combates, que se cobraron desde el 27 de septiembre la vida de miles de personas, entre civiles y militares.

Con respecto al papel turco, el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró ayer haber convencido a su colega turco, Recep Tayyip Erdogan, de que el despliegue de tropas turcas en la línea de separación sería contraproducente para el cumplimiento del acuerdo.

Putin aludió a que la presencia militar turca en el Karabaj podría dar a Armenia un motivo para renunciar a implementar los puntos del acuerdo.

En principio, la presencia turca debería limitarse a la participación en un centro de observación del alto el fuego que estaría situado en territorio azerbaiyano y operaría de manera remota con drones y otros equipos de monitoreo.

En virtud del acuerdo, casi 2.000 pacificadores rusos deben garantizar la paz en el Karabaj, donde ya han comenzado las labores de desminado.

Ayer el Parlamento turco aprobó la moción presidencial para enviar a un contingente militar a la vecina Azerbaiyán como parte de una misión de mantenimiento de la paz, que otorga al presidente la facultad de determinar el número de los efectivos y otros detalles.

El despliegue se hará "en beneficio y por el bienestar de los pueblos de la región", dice la moción, que también subraya que todo ello está en el interés nacional de Turquía, enemigo acérrimo de Armenia desde el genocidio de 1,5 millones de armenios a manos del imperio otomano en 1915.

Si se cumple lo acordado, Azerbaiyán, aliado de Ankara, controlará más de dos tercios del territorio del Karabaj, pero no su capital, Stepanakert, adonde han regresado ya cientos de sus residentes.

(c) Agencia EFE