Laura Gómez se enfrenta a 36 años de cárcel por quemar billetes falsos

Barcelona, 31 may (EFE).- La sindicalista de la CGT Laura Gómez, que estuvo 23 días en prisión por participar en una quema simbólica de billetes frente a la Bolsa de Barcelona el 29M, asiste hoy como invitada a la comparecencia parlamentaria en la que el conseller Felip Puig detalla la actuación policial con motivo de la huelga general.

Según afirma el sindicato CGT Catalunya en su perfil de Twitter, la juez pedirá 36 años de prisión para Laura Gómez, bajo cargos de incendio y disturbios públicos entre otros. "Laura Gómez pasó 23 días en prisión preventiva por participar en #huelgageneral &‬ ‪#29M‬." - dice el sindicato en su mensaje - "Y ahora piden 36 años de prisión. Y Urdangarin impune?"

[Relacionado: Los mossos detuvieron ayer a cinco personas por incidentes durante la huelga general]

En declaraciones a Efe antes de entrar en el Parlament, invitada por los grupos de ICV y de ERC, Gómez ha asegurado que ha acudido a la cámara catalana con "interés" para escuchar las "justificaciones" del conseller Puig ante lo que considera una estrategia "política y policial" para "reprimir a los huelguistas".

Gómez ha recordado que anoche la juez de guardia de Barcelona envió a prisión a otros dos jóvenes arrestados por los incidentes ocurridos durante la jornada de huelga general, por lo que está convencida de que "la represión continúa".
      
"Si Puig tiene dignidad, tendría que presentar su dimisión", ha espetado Gómez, que ha acusado al conseller de coartar derechos fundamentales, como el de expresión o la presunción de inocencia.

Laura Gómez salió de la prisión de Wad Ras de Barcelona el pasado 17 de mayo, tras depositar la fianza de 6.000 euros que le fijó la juez para poder quedar en libertad, tras haber permanecido 23 días en prisión -desde el 25 de abril-, después de participar en la quema simbólica de billetes frente a la Bolsa de Barcelona el 29M.

El titular del juzgado de instrucción número 23 de Barcelona había decretado inicialmente su ingreso en prisión sin fianza argumentando riesgo de fuga y de reincidencia, especialmente ante las movilizaciones previstas en Barcelona para principios de mayo, que se saldaron sin ningún incidente.
      
Por los incidentes de la huelga, los Mossos d'Esquadra han detenido ya a cien personas, de ellas diez en los últimos dos días, de las que seis figuraban en la web de delación que activó Interior para que los ciudadanos ayudaran a identificar a sospechosos de participar en los disturbios.
      
De los diez últimos detenidos, cinco ya han sido interrogados por el juez de guardia, que anoche decretó prisión sin fianza para dos de ellos y dejó en libertad a los otros tres. EFE