Laura Baena, la mala madre que no renuncia a su carrera laboral

·1 min de lectura

A Laura Baena la realidad de la crianza la desbordó. Esta publicista malagueña se sorprendió por la versión romantizada que se tiene de la maternidad, muy distinta de la carga real que supone. Por eso, a modo de desahogo, empezó a quejarse en Twitter y a autodenominarse como mala madre. Se dio cuenta de que no estaba sola. De esta forma surgió el Club de Malasmadres, un movimiento que ha resignificado el concepto de maternidad. El club, un auténtico fenómeno en las redes sociales, comparte los problemas de la crianza. Uno de los más acusados es la dificultad de la conciliación laboral. Seis de cada 10 mujeres renuncian a su carrera profesional al ser madres. Por eso Baena impulsó la asociación Yo No Renuncio, que fomenta y pone en la agenda temas de conciliación, asesora a madres trabajadoras y denuncia la discriminación laboral que muchas veces se asocia a la maternidad.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente