En busca de Latifa, la princesa prisionera de su poderoso padre

La princesa Latifa y su profesora profesora de capoeira finlandesa Tina Jauhiainen. Ambas fueron detenidas durante el intento de escape, pero la extranjera fue liberada (Captura de pantalla FeeLatifa)

Dubái se ha convertido en el destino predilecto de viajeros adinerados que disfrutan de sus lujosos rascacielos, hoteles cinco estrellas y enormes centros comerciales.

Pero para la princesa Sheikha Latifa bint Mohammed al-Maktoum, Dubái es una jaula de oro donde está condenada a permanecer el resto de su vida.

El poderoso Mohammed bin Rashid al-Maktoum logró convertir una modesta población en medio del desierto en uno de los lugares más desarrollados y vibrantes del planeta. (Getty Images)

Hace ocho meses fracasó en su segundo intento de escapar de Dubái al ser capturada por el servicio secreto de su padre, después de navegar 41 kilómetros en un bote inflable por el Océano Índico.  En ese momento desapareció de la vida pública.

Esta semana la BBC estrenó el documental “Escape de Dubái”, en el que amigos y colaboradores cuentan los pormenores de la fallida fuga.

La princesa practicaba buceo en la piscina del palacio como un entrenamiento para su escape (Captura de pantalla video Sky News)

El  padre de Sheikha Latifa es el jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum, líder de Dubái y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Es descendiente de la tribu Bani, una estratégica tribu de la Arabia antigua que se escindió y se estableció en lo que hoy es Dubái. Sus inversiones en grandes obras de infraestructura han catapultado al emirato a la lista de los lugares más modernos del mundo.

LEER MÁS: Preocupación por la princesa de Dubái desaparecida tras intentar fugarse

Pero la princesa Sheikha Latifa no comparte la adoración de los ciudadanos de Dubái hacia su progenitor, a quien acusa de ser un maltratador y un criminal, responsable “de muchas muertes. Especialmente si eres mujer, tu vida es completamente desechable”.

Aunque su padre tiene una fortuna personal valorada en 18.000 millones de dólares, lo único que ella deseaba era escapar de su opresiva y numerosa familia. Ella dice ser la segunda de las tres hijas que se llaman “Latifa” del jeque. También asegura ser una de los 30 hijos que ha tenido su padre con diferentes esposas. Su madre es la argelina Huriah Ahmed Al M’aash.

Evidencias digitales

Sheikha Latifa grabó un video antes de su fallido intento de fuga para dejar claro los motivos de su drástica decisión pero también para decir que sería duramente castigada si era capturada. “Si están viendo este video, no es una buena señal. O estoy muerta o en una situación muy, muy, muy mala”.

No se trató de una decisión impulsiva. Dice que tardó siete años en reunir el dinero y planificar su partida.

En el video de casi 40 minutos, Latifa relató que su primer intento de fuga fue a los 16 años, pero fue encarcelada y torturada durante 3 años como castigo.

El diario The Guardian informó que su hermana mayor Sheikha Shamsa escapó durante un viaje a Inglaterra en el año 2000 y logró evadir los servicios de seguridad de su padre durante más de un mes. Pero fue secuestrada en Cambridge y sacada del país en contra de su voluntad por órdenes del jeque. Tenía sólo 19 años.

La podredumbre de Dubái

En septiembre de 2018, Amnistía Internacional (AI) dijo que la princesa Latifa permanecía incomunicada en un lugar secreto en los EAU desde que fue obligada a regresar el 4 de marzo.

LEER MÁS: Piden a Dubái que revele el paradero de una hija del emir

“Las cinco personas no emiratíes que iban en el barco cando fue tomado sufrieron fuertes palizas y estuvieron unas dos semanas detenidas en régimen de incomunicación en EAU antes de quedar en libertad. Amnistía Internacional considera que los hechos pudieron ser constitutivos de múltiples violaciones del derecho internacional de los derechos humanos por parte tanto de India como de EAU, que incluyen detención arbitraria, tortura y desaparición forzada.”

La princesa Latifa es una experta en paracaidismo, especializada en caída libre. (Captura de pantalla FreeLatifa)

Unas 5.500 personas habían firmado una petición de la organización Change.org para exigir respuestas urgentes sobre el paradero de la princesa que, según ellos, podría hasta estar muerta.

La máxima autoridad juicidial de Dubái envió un comunicado a las autoridades de Gran Bretaña donde aseguró que la princesa Latifa se encontraba a salvo junto a su familia.  “Ella y su familia planean celebrar su cumpleaños hoy, en privacidad y paz, y esperan construir un futuro feliz y estable para ella”.

Las autoridades de Dubái también lamentaron la decisión de la BBC de transmitir el documental donde ofrecen la versión del empresario francés y antiguo oficial de marina Hervé Jaubert, la finlandesa Tiiina Jauhiainen y otros involucrados en su intento de fuga.

Aunque las autoridades de Dubái no han declarado sobre el asunto, fuentes cercanas a la familia real han afirmado que la princesa se encuentra bien y que se trata de un asunto privado.

La organización no gubernamental “Detained in Dubai”, creada para ayudar a las víctimas de la injusticia en EAU, creo la página Free Latifa (Liberen a Latifa) para informar sobre la situación de la princesa, quien continúa desaparecida.

“Ella estaba intentando desesperadamente escapar de su jaula de oro, donde, al igual que muchas otras mujeres, sería considerada una niña por siempre, una simple posesión de los hombres, en vez de una adulta capaz de tomar sus propias decisiones”, indicó la página web.

“Este es el Dubái del siglo XXI, una ciudad que se vende como moderna, tolerante y segura, donde las fachadas brillantes de los rascacielos y los centros comerciales modernos, y las corporaciones como Emirates Airlines, esconden un podrido centro de violaciones de derechos humanos, corrupción, y la presencia permanente de la policía estatal”.

Sólo Mohammed bin Rashid al-Maktoum, uno de los hombres más poderosos y adinerados del mundo, conoce el verdadero paradero de su hija Latifa.