¿Qué hará Ivanka Trump cuando deje su trabajo de asesora en la Casa Blanca?

Jesús Del Toro
·5 min de lectura

La victoria de Joe Biden en la reciente elección presidencial estadounidense supone cambios de gran envergadura para quienes han trabajado de modo muy cercano con el presidente Donald Trump. Y una de las personas más cercanas a él es, sin duda, su hija Ivanka.

Ivanka Trump siempre ha sido muy próxima a las actividades de su padre, desde la gestión de sus empresas y la participación en su reality show ‘The Apprentice’ hasta el gobierno de la nación. Ivanka ha sido asesora del presidente durante todo el periodo de Trump y ella y su esposo Jared Kushner, también asesor presidencial, han sido dos de las figuras más influyentes en la Casa Blanca.

Ivanka Trump en un evento en apoyo de la campaña presidencial de su padre, Donald Trump, en octubre de 2020 en Miami, Florida. (mpi04/MediaPunch /IPX)
Ivanka Trump en un evento en apoyo de la campaña presidencial de su padre, Donald Trump, en octubre de 2020 en Miami, Florida. (mpi04/MediaPunch /IPX)

Considerando que en el gabinete y el entorno de Trump han pasado gran cantidad de personajes que, de un modo u otro, han caído de la gracia del presidente, Ivanka y Jared Kushner han sido dos de las pocas figuras que han mantenido su posición, influencia y visibilidad en ese círculo cercano.

En su momento, fue muy criticado el nombramiento de Ivanka en una alta posición en la Casa Blanca, tanto porque implicaba una práctica de nepotismo como porque ella no tenía en realidad la experiencia en gobierno, política y otras materias clave de interés nacional que, muchos consideran, es indispensable para ocupar cargos de alto perfil en la administración. Y está aún por realizarse un balance a fondo para calificar lo que ella hizo u omitió en ese papel.

Ahora, de acuerdo a The Guardian, algunos se preguntan qué hará Ivanka una vez concluya, el 20 de enero de 2021, la presidencia de su padre.

Una opción que se menciona es que vuelva a su papel de empresaria y emprendedora. Antes de que su padre asumiera la presidencia, ella tenía un alto cargo en la Trump Organization y manejaba su propia línea de ropa. Y tenía un rol singular de juez en ‘The Apprentice’. Pero ese reality show no se produce más y su marca de ropa también ha sido suspendida luego de que varias cadenas de tiendas decidieron en 2017 dejar de comercializarla porque, se afirmó, generaba pocas ventas. Ivanka cerró esa línea de ropa en 2018.

Ivanka ciertamente puede volver a la Trump Organization en una posición prominente pero probablemente, por lo que se ha mencionado en medios, no sería quizá su opción mejor o preferida. Por un lado, las investigaciones sobre presuntas irregularidades en esa corporación avanzan en Nueva York y, por otro, Ivanka podría preferir un rol en el que ella tuviera amplio protagonismo y gran visibilidad.

El presidente Donald Trump y su hija Ivanka Trump en la Base Andrews, en Maryland. (Reuters)
El presidente Donald Trump y su hija Ivanka Trump en la Base Andrews, en Maryland. (Reuters)

De acuerdo a la revista OK!, Ivanka Trump y sus hermanos han recibido ofertas para participar en nuevos programas de televisión, y ella sería la más buscada.

Por ejemplo, se afirma que Ivanka sería del interés del programa ‘Dancing with the Stars’ o que podría tener su propio reality show en la línea de ‘The Apprentice’. La fama de Ivanka, y el atractivo que ella presumiblemente mantendrá para millones de personas, la volvería una alternativa para cadenas de televisión interesadas en un nuevo programa de alta audiencia.

Con todo, Ivanka, quien ha probado ya la influencia del poder, podría buscar otros horizontes y es suficientemente acaudalada como para esperar a que se dé la mejor posibilidad.

Desde hace tiempo se ha dicho que Trump podría crear una nueva cadena de noticias para proyectar a través de ella sus ideas y su influencia una vez que deje la presidencia. Hasta ahora, eso es solamente una posibilidad pero resulta plausible que Ivanka podría tener un rol significativo en ese proyecto, que le permitiría tener un importante margen de acción y reflectores al margen de los negocios familiares.

Inclusive se ha comentado que, en el futuro, ella podría buscar emprender su propia carrera política, postulándose a cargos de elección popular apoyada en la enorme fuerza electoral que su padre mantiene.

Biden obtuvo más de 75 millones de votos, ganó la mayoría del Colegio Electoral y con ello la presidencia, pero Trump sumó más de 71 millones de votos y es la fuerza dominante en muchos estados y distritos. Ivanka podría, en ese contexto, lanzarse como una opción conservadora, heredera del populismo de derecha de su padre, para ocupar cargos legislativos o ejecutivos.

Con todo, todo ello es especulación y aún quedan más de dos meses de vigencia de la actual administración, con un presidente Trump que se niega a reconocer la victoria de Biden. Y aunque no se ha aludido directamente a Ivanka, sí se ha mencionado que su esposo Jared e incluso Melania Trump se habrían aproximado a su suegro y esposo, respectivamente, para sugerirle que acepte su derrota.

Es difícil dilucidar por lo que se sabe si eso ha sido real o es especulación, pero en todo caso es plausible que Ivanka podría tener influencia en la decisión de su padre. La habría tenido en el pasado y ella es de las pocas personas a las que Trump considera incondicionales.

Y es de suponer que Ivanka, que tiene simpatizantes y detractores a gran escala, buscará en su momento forjarse una nueva etapa en su carrera.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR, EN VIDEO: "¡Lo logramos Joe!": las celebraciones en las calles de EEUU por el triunfo de Joe Biden y Kamala Harris