Las ideas racistas que tienen los estudiantes de medicina cuando tienen un paciente negro delante

El racismo en la sociedad norteamericana está presente en todos los estratos. Desde la policía, a la que no hay semana de la que no se la acuse de un asesinato por motivos raciales, hasta la política, ya que solo hay que oír un discurso de Donald Trump sobre inmigración para empaparse de odio. Y aunque parezca increíble, también en el mundo de la medicina existe discriminación.

Así lo ha demostrado un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, en el que se ha entrevistado a 222 estudiante o médicos residentes de raza blanca para preguntarles sobre algunas creencias relacionadas con los pacientes afroamericanos.

Según informa la página IFL Science, la hipótesis que motivó este trabajo fue la publicación de un estudio previo en el que se descubrió que los pacientes negros consumían menos medicaciones contra el dolor que los blancos porque sus doctores les recetaban menos pastillas creyendo que son más tolerantes y que perciben esta sensación de una manera diferente. Esta aseveración es completamente falsa: el sistema nervioso de un negro no se diferencia del de un blanco, pero aún así, los galenos lo creen (y actúan en consonancia a esa creencia).

Y estas son las ideas falsas que tienen los encuestados sobre los negros:

1 Los negros tienen menos problemas cardiacos que los blancos.

2 Los negros tienen menos posibilidades de tener problemas relacionados con la médula espinal.

3 Los negros tienen los huesos más densos y fuertes que los blancos.

4 Los negros tienen la piel más gruesa que los blancos.

5 Los negros tienen un mejor sentido del olfato que los blancos.

6 Los blancos tienen menos posibilidades de tener un ataque que los negros.

7 Los negros envejecen más lento que los blancos.

8 La sangre de los negros coagula más rápido que la de los blancos.

Todas estas premisas son erróneas, pero muchos doctores las toman como ciertas y ejercen su profesión con ellas en la cabeza. Pero no todo en el estudio es malo: la mayoría aseguró que barrabasadas como que los blancos tiene un cerebro más grande y pesado que el de los negros fueron tomadas como falsas por casi el 100% de los encuestados.

Tras preguntarles por estas ideas preconcebidas, los autores de la investigación propusieron un caso práctico con un paciente de color para estudiar la conducta de los médicos. En el ejemplo, se hablaba de un paciente negro y toro blanco, los dos con colores y se preguntaba sobre la medicación que les podrían recetar y sobre la cantidad. Y los resultados fueron muy claros: los doctores que creían en más ideas falsas sobre los negros eran los que menos medicina recomendaban.

Toda una demostración de que las creencias erróneas merman la efectividad de un profesional. Y más sobre todo si es un médico.