Las grandes batallas de la Primera Guerra Mundial

La batalla de Verdún quedó como símbolo del horror de la Primera Guerra Mundial (1914-18), pero las naciones beligerantes recuerdan otros teatros bélicos de ese conflicto, que movilizó tropas de todos los continentes y dejó millones de muertos en Europa:

- Primera batalla del Marne (este de París), del 5 al 12 de septiembre de 1914. Una contraofensiva relámpago franco-británica frena el avance de los alemanes a menos de 40 kilómetros de París y los hace retroceder hacia el norte en un mes. Esta primera victoria aliada cambia el rumbo de la guerra. Cerca de un millón de soldados franceses y británicos se enfrentan con 800.000 alemanes. Mueren o resultan heridas 250.000 personas de cada uno de los lados. Los franceses la consideran la batalla que salvó su país.

- Batalla de los Dardanelos (1915), nombre del estrecho que da acceso a Estambul y al Mar Negro, cerrado por Turquía al iniciarse la guerra. En febrero, los aliados intentan abrirse paso, atacando el centro del Imperio Otomano, pero sufren un sangriento revés. El 25 de abril, tropas inglesas, neozelandesas, australianas y francesas intentan desembarcar en la península de Galípoli, pero las bloquean las tropas turcas. Mueren 180.000 soldados aliados y 70.000 turcos. No obstante, australianos y neozelandeses conmemoran Galípoli como un acontecimiento fundador, dado que allí combatieron por primera vez bajo los colores de sus respectivas banderas nacionales. Las últimas tropas aliadas son evacuadas el 9 de enero de 1916.

- Batalla de Verdún (1916), considerada por los franceses como el símbolo de la Gran Guerra, por el ensañamiento con el que se combatió y el sufrimiento de los combatientes. El 25 de febrero de 1916, Alemania lanza un gran ofensiva al norte de Verdún (este de París). A partir de junio, los franceses contienen el avance y reconquistan los emblemáticos fuertes de Douaumont (octubre) y Vaux (diciembre). También logran reconquistar la mayor parte del terreno perdido. Se registran más de 300.000 muertos, franceses y alemanes, de un total de 770.000 bajas. El osario de Douaumont contiene los restos no identificados de 130.000 soldados franceses y alemanes. No obstante, la propaganda francesa subraya la resistencia y la valentía de sus soldados.

- Batalla del Somme (norte de Francia), la más mortífera (1,2 millones de víctimas y más de 400.000 muertos) del conflicto. Tiene lugar entre julio y noviembre de 1918 y opone a Aliados y alemanes. Las conquistas de los Aliados son ínfimas, pero se trata de una batalla emblemática para los británicos, que registran 20.000 muertos en sus filas el primer día de la batalla, y los alemanes, que resisten, pese al intenso fuego al que son sometidos, tal como hicieran los franceses en Verdún.

- Chemin des Dames (Camino de las Damas), así llamado porque por él pasaban las 'Damas de Francia' (las hijas de Luis XV). Una ofensiva francesa, lanzada el 16 de abril de 1917, con el fin de romper el frente alemán, se convierte en un sangriento fracaso (unas 100.000 víctimas francesas en un mes). Se amotinan soldados franceses.

- Segunda batalla del Marne (este de París). Contraofensiva victoriosa de los Aliados con apoyo de tropas estadounidenses, que recurre por primera vez al uso masivo de tanques. Se produce tras cuatro grandes ofensivas alemanas durante la primavera (boreal) de 1918. La batalla cambia definitivamente el rumbo de la guerra, provocando una retirada alemana en todos los frentes, y desemboca en el armisticio del 11 de noviembre.

PUBLICIDAD