Las fuertes subidas en Wall Street son un espejismo: la tendencia bajista no termina

Los analistas de Wall Street creen que el fin de las caídas está todavía lejos. Los osos (bajistas) siguen dominando el mercado de acciones de Nueva York. Los toros (alcistas) tendrán que esperar su momento.
Los analistas de Wall Street creen que el fin de las caídas está todavía lejos. Los osos (bajistas) siguen dominando el mercado de acciones de Nueva York. Los toros (alcistas) tendrán que esperar su momento.
  • Wall Street ha comenzado el último trimestre de 2022 con fuertes subidas

  • Los analistas coinciden en que no hay que fiarse porque las caídas continuarán mandando

  • Avisan: el impacto de la subida de tasas en la economía y los beneficios empresariales llega con meses retraso

Tras el cierre de semana, mes y trimestre que se ganó sin lugar a dudas el calificativo de miserable, los mercados comenzaron la semana, el mes y el cuarto trimestre con dos jornadas que se pueden calificar, sin tampoco muchas dudas, de eufóricas.

El índice Dow Jones avanzó 825,43 puntos el martes que se sumaron a los 765 del lunes. El S&P 500 subió un 2.6% al inicio de la semana y 3.1% el martes mientras que el Nasdaq abría con fuerza apreciándose un 2.3% y un 3.3% en los dos primeros días del trimestre.

Algunos analistas consideraban que tras las fuertes caídas del tercer trimestre, el S&P 500 podría empezar a perfilarse como “sobrevendido”.

Apenas unos días antes de las alzas de octubre, Marko Kolanovic de JP Morgan explicaba con esta palabra la situación en la que veía a este índice de referencia que hasta septiembre ha caído casi el 25% en lo que va de año.

Uno de los más optimistas analistas de Wall Street, Kolanovic creía que se están empezando a dar condiciones para que se considere que se llega al fondo de la caída y los títulos se presentan muy baratos.

Es más, una encuesta regular de la American Association of Individual Investors (AAII) muestra que el porcentaje de bajistas se ha elevado a su nivel más alto desde marzo de 2009, el suelo de las caídas durante la crisis financiera global y Gran Recesión. Es algo que abre camino a la especulación de que se esté llegando a ese ansiado suelo desde el que rebotar dejando al oso (la representación de la tendencia bajista) en hibernación para dar paso al toro (la imagen de la alcista).

Pero este no es el rebote que indica el inicio de la hibernación.

No lo es a juicio de una mayoría de analistas a la que también se acaba de unir Kolanovic.

Se mantiene el pesimismo

En una nota a clientes el lunes, mientras la Bolsa subía, el analistas dijo que la recuperación y el objetivo del S&P 500 a 4,800 puntos para este año no ocurrirá hasta el que viene. La escalada en las subidas de tipos de interés entre los bancos centrales y las complicaciones en la guerra de Ucrania tras el ataque al gasoducto Nordstream, son dos de los motivos para mantener la guardia alta.

Liz Ann Sonders de Schwab, que siempre ha recomendado cautela, tampoco cree que se esté cerca del fin de la caída. Para esta analista aún no existen los datos económicos que apunten a la salida.

Traders trabajan en la New York Stock Exchange (NYSE). (Foto: Spencer Platt/Getty Images)
Traders trabajan en la New York Stock Exchange (NYSE). (Foto: Spencer Platt/Getty Images)

Se cuenta con que la inflación siga a la baja pero aún es muy elevada y pese a las subidas de los tipos está costando que se reduzca. La Fed aún tiene que ver una menor presión desde el mercado laboral, menos crecimiento y condiciones financieras más duras que las actuales, lo que deja muy abierta la posibilidad de una recesión, algo que no es inicialmente, el camino a la recuperación de los mercados.

Sonders, explica que aunque los inversores tienen un sentimiento bajista, a diferencia de 2009, “no lo han reflejado aun en el posicionamiento de su cartera”. “Aunque los modelos [de inversión] ha bajado hasta la zona de pánico no es aún consistente con otros mínimos en los mercados bajistas (marzo de 2020, de 2009, o el de octubre de 2002)”.

Un sentimiento de "falsa seguridad"

El comité de Inversión Global de Morgan Stanley cree que este mercado bajista está lejos de haber acabado y hace hincapié en la resolución de la Fed de mantener tipos al alza, sobre todo considerando la persistencia de la inflación subyacente (aupada por salarios y alquileres que tienden a ser persistentes).

Además advierten de que el impacto de la subida de tasas en la economía y los beneficios empresariales llega con meses retraso. Aún no se ve el impacto de las últimas decisiones de la Fed. Esto significa que los inversores pueden tener un sentimiento de falsa seguridad en lo que se refiere al potencial de beneficios que ven hoy en las acciones”, explicaba Lisa Shalett, Directora de Inversión de Morgan Stanley.

Michael Wilson, estratega de la misma firma, cree que los inversores aún tienen que lidiar con unos resultados recesionarios en las empresas, que podrían empezar a manifestarse en este trimestre y el siguiente trimestre.

“Un cambio de la posición de la Fed (pivot) o el anticipo de uno puede dar lugar a un rally porque ha habido una sobreventa”, explica Wilson, “pero hay que considerar que la luz al final del túnel que se pueda ver es el tren que se aproxima con resultados empresariales de recesión que la Fed no puede pasar en este momento”.

Es decir, las acciones aún están caras y las valoraciones altas.

Este estratega reitera que el punto más bajo del mercado bajista estará entre los 3.000 y 3.400 en el S&P 500 y que los momentos finales de estas tendencias son muy volátiles y extremas.

Sonders tiene el mismo escenario. La volatilidad se mantendrá elevada con movimientos en las dos direcciones. “El actual momento sigue siendo el que demanda disciplina en la distribución de los activos, diversificación y reequilibrio periódico”.

También te puede interesar:

VIDEO | Se acercan días oscuros para el sector tecnológico