El 'chic' de las francesas, un estilo elegante y seductor más allá de la ropa

·4 min de lectura

Imagínate caminando por las calles parisinas, con una coqueta boina de medio lado, una camiseta a rayas con cuello marinero, el pantalón capri oscuro y una chaqueta larga que se mueve al ritmo de tus glamorosos pasos… Casi casi te sientes francesa de tanto estilo que derrochas.

Es que las francesas están reconocidas por los expertos, publicaciones especializadas, influencers y opinadores de oficio, como las mujeres con más estilo del mundo, seguidas por las italianas. Suena fascinante, quizás porque el concepto de estilo es algo etéreo pero imponente, significativo e inspirador para quienes son apasionados de la moda y la belleza.

El cine y el entretenimiento nos brindan referencias constantes que cuentan factores en común para definir el estilo natural de las mujeres francesas. Brigitte Bardot, Juliette Binoche, y más recientemente Audrey Tatou y Marion Cotillard, entre otras, no solamente muestran en su apariencia una elegancia especial, sino que también han sido exponentes de esa especie de aura incomprensiblemente seductora.

Juliette Binoche. (Photo by Edward Berthelot/Getty Images)
Juliette Binoche. (Photo by Edward Berthelot/Getty Images)

“Desde siempre el concepto de estilo francés ha estado ligado a esa expresión savoir faire, al saber estar y actuar, al famoso je ne sais quoi de la mujer francesa. Obviamente se relacionan al estilo porque París es la ciudad de la moda por excelencia. Desde este punto de vista, puede que sea cierto que las mujeres con más estilo son las francesas”, explica Fernando Delfino, arquitecto, y experto en moda, quien agrega que estas referencias parten del hecho de que muchos de los diseñadores más importantes de la era moderna son, en su mayoría, franceses.

Coco Chanel, Christian Dior e Yves Saint Laurent, entre otros grandes maestros, imprimieron importantes cambios en la historia de la moda y siguen representando la elegancia como concepto universal… Quizás eso es lo que nos hace tener esa referencia del estilo mítico de las francesas en el inconsciente colectivo.

El cine y las artes han influenciado esos conceptos, pero la verdad es que el estilo no tiene que ver con la nacionalidad ni con género, sino con saber estar no importa dónde te encuentres. Hay quienes lo construyen, otros lo tienen innato, pero el estilo acompaña a una persona más allá de una frontera”.

Deconstruyendo un estilo

Apunta Delfino, quien también es conductor del programa Front Row Show de VePlus, que tener estilo, ser elegante o estar a la moda son tres conceptos muy diferentes. “El estilo se trata de ser único, y esto no quiere decir extravagante, sino en tu manera de actuar, cómo te mueves, cómo te diriges a las demás personas y, por supuesto, cómo llevas la ropa, la cual es también una herramienta para expresarte”.

De esta manera, aunque ya estamos claros que el chic francés no proviene solamente de la ropa, podemos extraer algunas ideas para adoptar sin mucho esfuerzo. Sobre todo porque, justamente, una de sus principales características es el effortless chic, concepto que inspira sencillez y naturalidad.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

El sobretodo fluido. Un elemento frecuente en el look parisino es el abrigo o gabardina. Un trench ligero que funciona para la lluvia o los días frescos es perfecto para brindar un aire de estilo y, claro, proteger. Va muy bien con vestidos, jeans, tacones, sneakers, camisetas, blusas. Es una pieza universal y versátil.

El poder universal del jean. Jeanne Damas, la influencer y creadora de la marca de ropa Rouge es referencia de estilo constante pues representa con fidelidad este refinado look que tiene entre sus elementos protagonistas el jean en todas sus formas. Rectos, capri, en falda, chaquetas, el jean es fundamental para el look francés, sin importar la edad de quien lo use. Si está acompañado de camisetas en tonos sólidos, mucho mejor.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La comodidad ante todo. Si algo define el estilo de las francesas es la comodidad. Una cabellera relajada aunque esté recogida, unos jeans amables y, por supuesto, calzado cómodo. Los sneakers, unos tacones discretos, sandalias de cuña, bailarinas elegantes y los ankle boots para usarlos con vestidos, pantalones slim fit, o cualquier otra prenda, son indispensables.

Cárdigans eternos. Chanel no se equivocó cuando los impuso como pieza fundamental, sin saber –o sí- que trascenderían en el tiempo hasta nuestros días. Ligeros y muy útiles para días más frescos, los cárdigans de botones otorgan elegancia clásica a un outfit simple.

Aunque todavía no tengamos claro cuál de estas piezas, que seguramente están en nuestros clósets, asumiremos como imprescindible, sí podemos vestir desde ya una forma diferente de disfrutar la vida. Encontrar en los pequeños placeres fuentes de felicidad, vivir la mitad de la semana con actitud de viernes; sorprenderse con el sonido crujiente de un trozo de pan y el sabor de una copa de vino; y celebrar un pequeño festín solo porque estás viva, son costumbres que legendariamente se adjudican a las chicas francesas de ayer y de hoy. Estos hábitos sí que vale la pena adoptarlos de inmediato.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

(VIDEO) Aprende a exfoliarte con café y sal rosada

Si no te gustan los tacones, esto es lo que debes hacer para lucir elegante

Minimalismo: el concepto que hará mucho más duradero y combinable tu armario

Las rutinas de belleza que han convertido a las mujeres coreanas en referentes del cuidado de la piel

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente