Las Fake News alteran hasta nuestra memoria y recuerdos

¿Hecho o ficción?... Nuestra memoria puede crear falsos recuerdos a partir de noticias falsas | imagen Pixabay

A menudo caemos en la trampa de pensar que nuestra memoria funciona como una cámara fotográfica que captura los detalles de manera fiel a la realidad. Lo cierto es que nuestro cerebro es bastante más imaginativo y lo que hace es construir e incluso inventar recuerdos. Nuestra memoria se desarrolla a partir de conexiones sinápticas y existen un sinfín de elementos que pueden distorsionarla, como por ejemplo si no duermes adecuadamente.

Hace tan solo unos días una investigación publicada en la revista especializada Psychological Science nos desvela una nueva vuelta de tuerca a cómo nuestra memoria puede jugarnos malas pasadas. El trabajo, realizado por investigadores del University College de Cork, aprovechó las semanas previas al referéndum sobre el aborto en Irlanda y descubrió que los votantes pueden formar recuerdos falsos después de ver “Fake News”, sobre todo si esas noticias e historias se alinean con sus creencias políticas.

Desde hace mucho tiempo sabemos que las personas somos más proclives a creer argumentos que están de acuerdo con nuestras creencias, se denomina “sesgo de confirmación” y en líneas generales dice que es los seres humanos tenemos una tendencia innata a favorecer la información que confirma nuestras propias suposiciones, ideas preconcebidas o hipótesis, independientemente de que éstas sean verdaderas o no. Los investigadores de Cork han ido un paso más allá y han intentado demostrar que también las noticias basura y la desinformación afecta a nuestra memoria y nos hace crear recuerdos falsos que tomamos como verdaderos. "En elecciones políticas emotivas y partidistas, como pueden ser las próximas elecciones de EEUU, los votantes llegan a “recordar” historias a partir de noticias totalmente inventadas", explica la autora principal del estudio, Gillian Murphy, en Eureka Alert.

El sesgo de confirmación nos impulsa a creer (e incluso recordar) hechos y noticias falsas si se alinean con nuestras creencias y tendencias políticas

Existen infinidad de estudios psicológicos que confirman el sesgo de confirmación, pero lo novedoso de este nuevo trabajo es que analiza la información errónea y los recuerdos falsos en relación con un referéndum del mundo real, el referéndum en Irlanda en 2018.

Los investigadores reclutaron a más de 3000 votantes y les plantearon un test con diferentes cuestiones. Entre las preguntas, además de sus creencias políticas e intención de voto, los científicos incluyeron también algunas historias falsas e inventadas que habían salido en prensa y televisión, e invitaron a los participantes a identificar cuáles eran verdaderas y cuáles eran mentira.

Los resultados son muy interesantes. Casi la mitad de los encuestados afirmaron recordar al menos uno de los eventos falsos e inventados, muchos de ellos incluso recordaban abundantes detalles concretos sobre una noticia que jamás había ocurrido.

El estudio se fijó también en las creencias políticas de los participantes y resulta que, tal y como se esperaba por el sesgo de confirmación, las personas a favor de legalizar el aborto tenían más probabilidades de recordar una falsedad sobre los opositores al referéndum; y el grupo contrario, aquellos en contra de la legalización, tenían más probabilidades de recordar una falsedad sobre los oponentes.

Muchos de los participantes ni siquiera quisieron reconsiderar sus declaraciones incluso después de enterarse de que la información podría ser ficticia, de hecho, varios participantes relataron detalles que los informes de noticias falsas no incluían.

Referencias científicas y más información:

Murphy, Gillian, et al. «False Memories for Fake News During Ireland’s Abortion Referendum». Psychological Science 2019, PubMed, DOI:10.1177/0956797619864887.

Association for Psychological Science “Fake news can lead to false memories” Eureka Alert