Las claves para entender la moción de censura a Mariano Rajoy

Mariano Rajoy

Los votos que necesita el PSOE para sacar adelante la moción

La moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, registrada hoy por el PSOE tras conocerse ayer la sentencia del caso Gürtel, tiene que contar con el voto de los partidos independentistas catalanes, ERC y PDeCAT, si Ciudadanos no da su apoyo a esta iniciativa, como ya ha anunciado.

La suma de los votos socialistas (84) junto con los de Unidos Podemos (67), y ERC (9) y PDeCAT (8), que ya han manifestado públicamente su apoyo a una moción, alcanza la cifra de 168 a la que se sumarían previsiblemente los cuatro diputados de Compromís, los dos de EH Bildu, y el diputado de Nueva Canaria.

Con estos apoyos, el PSOE aún estaría a un voto de la mayoría absoluta, por lo que debería contar al menos con el apoyo de Coalición Canaria, con un diputado, o con el PNV, que tiene cinco, y que es la llave de que esto salga adelante, al igual que ha ocurrido con los presupuestos. En este sentido, el portavoz del partido en el Congreso ya ha asegurado que el partido esperará a las explicaciones del PSOE para tomar una decisión. “Hay demasiadas incógnitas a aclarar en los próximos días y en función de eso y de sus planteamientos tomaremos una decisión”. El diputado del PNV ha explicado que para tomar una decisión deberían conocer también los planteamientos que tienen Sánchez y el PSOE “sobre Euskadi y sobre Cataluña, que haría él” y si trataría de formar un Gobierno duradero o no.

Otros tres diputados integrantes del Grupo Mixto, dos de UPN y uno de Foro Asturias, socios del PP en sus respectivas comunidades, no es probable que apoyen este iniciativa.

Se da la circunstancia de que los nacionalistas vascos y canarios acaban de dar la semana pasada su apoyo al PP para aprobar los presupuestos generales del Estado.

La moción de censura alternativa de Ciudadanos

La votación se le pondría muy de cara al PSOE si contara con el apoyo de Ciudadanos, que también está por la labor de dejar caer a Rajoy, pero paradójicamente, no quieren apoyar la del PSOE y en su lugar quieren presentar una propia, siempre en el caso de que el PP no convoque elecciones, algo que Rajoy ya ha descartado.

Respecto a la moción de censura presentada por el PSOE, Villegas ha dicho que se opondrán a una moción presentada “con el apoyo de separatistas y populistas”, por lo que ha pedido al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que retire esa moción y ha anunciado que será Ciudadanos el que la presentará con el objetivo de convocar elecciones si Rajoy no lo hace.

“En esa moción -del PSOE- no va a estar Ciudadanos”, ha recalcado Villegas, quien ha considerado que la solución a la crisis provocada por la “corrupción del señor Rajoy no son ni las prisas ni el oportunismo del señor Sánchez”.

Preguntado por la imposibilidad de Rajoy de convocar elecciones tras la presentación hoy en el Congreso de la moción de censura, Villegas ha dicho que si el PSOE no la retira “habrá que rechazarla” y posteriormente pedir la convocatoria de elecciones.

“La solución no es que el señor Rajoy salga de la Moncloa para que entre el señor Sánchez”, ha dicho Villegas para añadir si Rajoy “se enroca y no da voz a los españoles” impulsarán una moción de censura instrumental “solo para convocar las elecciones”.

No se pueden convocar elecciones habiendo moción de censura

La Mesa del Congreso dará el próximo lunes el primer paso para la celebración del debate de la moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que hoy ha registrado el PSOE en la Cámara Baja.

Ana Pastor ha indicado que a partir de esa reunión ella estará a lo que dicta el Reglamento de la Cámara Baja y cumplirá con sus funciones institucionales.

Una vez que el lunes la Mesa del Congreso califique la iniciativa del PSOE, se abrirá un plazo de dos días para que otros grupos parlamentarios puedan presentar mociones alternativas, como la que podría impulsar Ciudadanos.

Aunque no hay precedentes, el artículo 115.2 de la Constitución establece que el presidente del Gobierno no podrá disolver las Cortes una vez que ya hay una moción de censura en trámite, moción que deberá debatirse.

Los letrados de las Cortes especifican que el “trámite” del que habla la Constitución comienza desde el mismo momento del “depósito” de la iniciativa, esto es, desde su registro en la Cámara.

Una vez que se califique la moción de censura debe debatirse y, por tanto, no sería posible que Rajoy disolviera las Cortes y convocara elecciones.

En cualquier caso, la moción no puede llegar al pleno antes de cinco días desde su admisión a trámite en la Mesa, aunque no parece que esa sesión pueda celebrarse antes del 5 ó 6 de junio, en unas dos semanas. Para intentar consensuar esa fecha, Pastor hablará con el candidato o candidatos y con el presidente del Gobierno aunque en cualquier caso es competencia de la presidenta convocar el pleno.

La moción de censura y la cuestión de confianza son procedimientos recogidos en la Constitución que ponen de manifiesto la ruptura de la relación de confianza existente entre el Ejecutivo y la Cámara.

Recogida en los artículos 113 y 114.2 de la Constitución y en los artículos 175 a 179 del Reglamento del Congreso, se trata de un procedimiento que no sólo censura al presidente vigente, sino que obliga además a proponer un candidato alternativo para la Presidencia del Gobierno. Según el artículo 113 de la Constitución, la moción de censura debe ser propuesta al menos por la décima parte de los diputados, esto es 35 diputados.

En su apartado 4, el artículo 113 establece que en el caso de que la moción de censura no fuera aprobada por el Congreso, sus firmantes no podrán presentar otra durante el mismo periodo de sesiones para evitar abusos.

Cabe la posibilidad de que se presente a la vez más de una moción de censura, y entonces se podrá acordar el debate conjunto aunque se votarán por separado, siguiendo el orden de su presentación. La aprobación de una moción de censura requerirá, en todo caso, el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados, esto es 176 votos.

En el artículo 114.2 de la Constitución se establece que si el Congreso aprueba una moción de censura, el Gobierno deberá presentar su dimisión al Rey y el candidato votado en la moción se entenderá investido de la confianza de la Cámara. A continuación, el Rey le nombrará presidente del Gobierno.

La moción de censura del PSOE sería la cuarta que se celebra desde la llegada de la democracia, que ha vivido otras tres contra Adolfo Suárez en 1980, Felipe González, en 1987, y el propio Rajoy en 2017, aunque ninguna tuvo éxito.

Los Presupuestos, asegurados si la moción se debate tras el 19 de junio

La aprobación definitiva de los Presupuestos Generales del Estado en el Senado con la mayoría absoluta del PP está prevista para el próximo 19 de junio, por lo que si la moción de censura del PSOE no se debate antes de esa fecha se asegurará que salgan adelante.

Y ello porque, una vez aprobadas esta misma semana por el Congreso, sólo la disolución de las Cortes por una convocatoria electoral anticipada haría decaer las cuentas públicas que comenzarán a tramitarse en el Senado el próximo martes.

Sólo si la moción de Pedro Sánchez se debate antes de la tramitación de los presupuestos en el Senado y sale adelante, sería posible que el líder socialista tumbara unas cuentas a las que se ha opuesto frontalmente, si bien para ello tendría que convocar elecciones.

De lo contrario, se daría la paradoja de que un Gobierno del PSOE tendría que gestionar unos presupuestos del PP, que ha enmendado junto a buena parte de la oposición.

Si la presidenta del Congreso, Ana Pastor, fija la fecha de la moción de investidura tras el pleno del 19 de junio en el que el Senado aprobará los presupuestos, desde ese mismo momento quedarán blindados de cara a su entrada en vigor.

El debate de la anterior moción de censura de Unidos Podemos contra Rajoy, hace ahora un año, se celebró 25 días después de su presentación.

Fue el 19 de mayo cuando el grupo liderado por Pablo Iglesias la registró en la Cámara Baja, pero no se debatió hasta el 13 de junio, un retraso que se justificó porque en aquellas fechas el Congreso estaba todavía debatiendo los presupuestos.

Ahora, una vez registrada la del PSOE, los plazos mínimos a los que obliga el Reglamento no permitirían celebrarla antes de la semana que comienza el 4 de junio.