Las 4 reglas de oro para llegar a ser rico, según este millonario

·5 min de lectura
Contrariamente a lo que la gente piensa y lo que las películas nos enseñan, llegar a ser rico tiene más que ver con ahorrar que con gastar. Foto: Getty Images.
Contrariamente a lo que la gente piensa y lo que las películas nos enseñan, llegar a ser rico tiene más que ver con ahorrar que con gastar. Foto: Getty Images.

Contrario a lo que mucha gente piensa, la “mentalidad de millonario” tiene más que ver con ahorrar que con gastar. Según el autor de best-sellers Phillip J. Müller, lo único que te impide ser rico es tu propia idea de lo que significa serlo.

Müller es el fundador de una academia de finanzas líder en Europa, la PJM Investment Academy, una de las pocas instituciones educativas de esa industria reconocidas por el estado alemán.

Desde los 16 años comenzó a invertir en la bolsa de valores, luego estudió derecho y finanzas, y a los 23 ya tenía una compañía de inversión propia. Ahora se refiere a sí mismo como un millonario “self-made” y se dedica a ofrecer programas de formación para invertir de forma independiente y exitosa en la bolsa de valores.

En su libro Geldrichtig (“dinero correcto” en alemán), Müller asegura que cualquiera puede llegar a tener tanto dinero como él si aprende a pensar como una persona rica. Y las personas ricas ahorran.

Olvídate de Hollywood, consume conscientemente

Para Müller, la narrativa que venden las películas sobre la gente que se hace rica de un día a otro, solo para gastar su dinero en lujos innecesarios, está muy lejos de la realidad.

Muchas veces el éxito no tienen nada que ver con la suerte. Convertirse en un verdadero millonario significa consumir con consciencia: pensar si realmente quieres lo que vas a comprar y, en caso de que así sea, ver si hay una alternativa más barata.

También te puede interesar:

Müller dice que la gran meta a la que debemos aspirar es tener libertad financiera: ahorrar, controlar los impulsos y evitar deudas te ayudan a lograrlo.

“Significa poder hacer lo que quiero todos los días y durante el tiempo que quiera. Y yo quiero pasar tiempo con mi familia”, dijo el experto en una entrevista con GQ Alemania.

Las 4 reglas de oro para convertirse en millonario:

1. El ahorro es la clave

“Gastas dinero en tu quinto par de zapatillas porque crees que las necesitas, pero luego solo las usas una vez”, dice Müller, que invita a preguntarse: ¿vale la pena este “regalo a corto plazo” o es mejor ahorrar ese dinero e invertir en el futuro?

Müller aconseja reservar siempre un porciento de tus ingresos todos los meses en lugar de esperar a ver qué queda en la cuenta al final. Recortar los gastos de comer o tomar café en la calle puede ser un buen primer paso.

“Muchas personas no se dan cuenta de cuánto dinero pueden ahorrar si eligen llevar alimentos y bebidas de casa a la oficina”, dijo.

Hay muchos más trucos para ahorrar dinero en tu día a día. Por ejemplo, puede ser una buena idea revisar qué tanto gastas en tus suscripciones de Spotify o Netflix.

2. Supera los símbolos de estatus y los impulsos

“Pregúntate si realmente necesitas un teléfono celular caro, o un auto de lujo”. Müller aconseja gastar, como mucho, dos ingresos netos en un automóvil.

También es bueno no presionarte. “Hay una cantidad increíble de personas que se condenan a sí mismas por no saber sacar más partido a su dinero”, dice Müller. “No vale la pena. Tienes que perdonarte a ti mismo”.

No hay camino a la libertad financiera si no te mantienes alejado de las ofertas. No caigas en la trampa de las grandes promociones y evita los sitios web que tientan a comprar.

El autor de Geldrichtig recuerda que hay muchas alternativas: reparar cosas, pedirlas prestadas, cambiarlas o comprarlas usadas.

'Berlin German - March 31, 2012: Collection of Rolex watches on display in a showcase of a dealer in Berlin.'
Tienda Rolex en Alemania (Foto: Getty Images)

2. Evita cualquier tipo de deuda

No compres lo que no puedas pagar, así de simple. Alejarte de las deudas es una regla sencilla que también ayuda a controlar los caprichos. “¿Quieres un teléfono inteligente, pero no tienes el dinero para comprarlo? Entonces no lo compres”.

Muchas deudas ocurren cuando las personas se vuelven adictas al placer instantáneo que obtienes al hacer una compra.

“Deja una nota en tu billetera que diga: ¿realmente necesito esto? Con el tiempo, comenzarás a hacerte esa pregunta y luego ya no necesitará la nota”, dijo Müller.

3. ¿Ya tienes deudas? Asúmelas con responsabilidad

L

o mejor es hacer todo lo que esté a tu alcance para reducirlas. Las deudas no solo cuestan dinero a través de los intereses, sino que también te hacen sentir mal. Si ya las tienes, “no metas la cabeza en la arena”, dice el experto.

“La responsabilidad personal es lo primero”. Por ejemplo, no acumules más deudas para pagar las antiguas.

Es importante primero hacer un balance y anotar qué deudas tienes. En un segundo paso, piensa en la cantidad que tienes que pagar mensualmente y luego calculas cuántos meses tienes para pagar. Esto le da una visión realista de la situación financiera.

Aquí Müller da un consejo algo inusual: gastar el 50 por ciento de su capital de libre disposición para pagar la deuda y el 50 por ciento para ahorrar. “Se trata de pensar como una persona rica”, repite.

“Tu riqueza, sin importar la cantidad, crece a través del ahorro”.

Close up of a man with a wallet putting coins inside
“Tu riqueza, sin importar la cantidad, crece a través del ahorro” (Foto: Getty Images)

4. Mantén el contacto con tus acreedores y negocia si puedes

Sobre negociar la devolución, el experto asegura que la responsabilidad personal juega un papel decisivo y aconseja ponerse en contacto activamente con el acreedor.

“Esto podría distinguirte de la mayoría de los demás deudores”, dice.

Si no puedes pagar, infórmalo. En casi todos los casos, la otra parte hace una oferta, por ejemplo, para extender el periodo de pago o renunciar a los intereses.

Según Müller, es importante pagar las deudas privadas hasta el último centavo. “Mi experiencia es que si le debes algo a alguien, esto se vuelve negativo en la vida. El dinero no es solo un medio puro de intercambio, sino también energía que fluye”.

También te puede interesar | VIDEO: Productos por los que no vale la pena pagar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente