Tras un largo camino, Fiat Chrysler y PSA se fusionan para crear Stellantis

Giulio Piovaccari
·2 min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Los logos de los fabricantes de automóviles Fiat y Peugeot frente a los concesionarios de las empresas en Saint-Nazaire, Francia

Por Giulio Piovaccari

MILÁN, 16 ene (Reuters) - Fiat Chrysler y PSA sellaron el sábado su tan esperada fusión para crear Stellantis, el cuarto grupo automovilístico más grande del mundo con capital suficiente para financiar el cambio a la conducción eléctrica y poder competir, al mismo tiempo, a con sus grandes rivales Toyota y Volkswagen.

A los fabricantes de automóviles italo-americanos y franceses les ha llevado más de un año cerrar el acuerdo de 52.000 millones de dólares. En todo ese tiempo, la economía mundial se ha visto sacudida por la pandemia de COVID-19.

Ambas empresas anunciaron sus planes de fusión en octubre de 2019 para crear un grupo con ventas anuales de alrededor de 8,1 millones de vehículos.

"La fusión entre Peugeot S.A. y Fiat Chrysler Automobiles N.V., que liderará el camino hacia la creación de Stellantis N.V., se hizo efectiva hoy", indicaron los dos fabricantes de automóviles en un comunicado.

Las acciones de Stellantis, que estará presidida por el actual presidente ejecutivo de PSA, Carlos Tavares, comenzarán a cotizar en Milán y París el lunes y en Nueva York el martes.

Ahora analistas e inversores buscan saber cómo planea abordar Tavares los enormes desafíos que enfrenta el grupo, desde el exceso de capacidad de producción hasta un pobre desempeño en China.

Tavares dará su primera conferencia de prensa como CEO de Stellantis el martes, después de hacer sonar la campana de la Bolsa de Nueva York (NYSE).

FCA y PSA han dicho que Stellantis puede reducir los costos anuales en más de 5.000 millones de euros (6.100 millones de dólares) sin cierre de plantas.

Como todos los fabricantes de automóviles del mundo, Stellantis necesita invertir en los próximos años miles de millones para la transición eléctrica de su gama de vehículos.

Pero la firma tiene además otras tareas apremiantes que incluyen reactivar el negocio en China, racionalizar un imperio mundial en expansión y hacer frente al enorme exceso de capacidad.

El presidente ejecutivo de FCA, Mike Manley, que dirigirá las operaciones clave de Stellantis en América del Norte, dijo que el 40% de las sinergias esperadas de la fusión -proyectadas en más de 5.000 millones de euros- provendrán de la convergencia de plataformas, de las transmisiones y de la optimización de las inversiones en investigación y desarrollo.

($1 = 0,8226 euros)

(Editado por Mark Potter y Kirsten Donovan; traducción de Jorge Martínez)