Laporte, el tránsfuga feliz

·3 min de lectura

Naturalizado español a finales de mayo y convocado por sorpresa para disputar la Eurocopa con España, el central francés Aymeric Laporte, olvidado por Didier Deschamps, revive con la camiseta de la Roja.

Titular en su primer partido con España el viernes en un amistoso contra Portugal (0-0), Laporte se lució de entrada anulando a la estrella lusa Cristiano Ronaldo y sus compañeros de ataque Joao Felix, Diogo Jota y Bruno Fernandes, entre otros.

Una prueba superada a una semana de la ceremonia de apertura de la Eurocopa para el que hace un mes todavía no tenía pasaporte español.

Todo se aceleró en estas últimas semanas para este oriundo de Agen (sudoeste de Francia), formado en el País Vasco desde los quince años, entre el Aviron de Bayona francés (2009-2010) y el Athletic de Bilbao (2010-2018) antes de marchar a Inglaterra en enero de 2018 por 65 millones de euros (79 millone de dólares).

- 'Darlo todo' -

"Viene de muy atrás con la sub-19, me contactaron, en principio, era algo muy diferente a lo de actualmente y cuando ahora se ha presentado la selección, me llamó (el seleccionador español) Luis Enrique, me preguntó la situacion, las ganas que tenía de defender este país, de competir al máximo nivel y le dije que estaba encantado de estar aquí", afirmó Laporte el sábado en rueda de prensa.

"Nadie tiene que dudar que lo voy a dar todo con esta selección", añadió Laporte.

El defensa del Manchester City parece haberse cansado de esperar a Francia. Laporte nunca ha logrado convencer a Didier Deschamps: tras haber pasado por todas las categorías inferiores de la selección francesa, nunca llegó a jugar con la absoluta.

Convocado en 2016 y en marzo de 2017, no jugó ni un solo minuto en partido oficial. Convocado de nuevo en agosto de 2019, Laporte se lesiona y no puede acudir.

"Cuando lo vea (a Deschamps), la relación seguro que será cordial, intenté ponerme en contacto con él, no pudo ser, puede ser por motivos de cambio de número, no es algo que me preocupe demasiado", afirmó Laporte, nacionalizado español el 11 de mayo tras un proceso animado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

- Debut convincente -

"Lo único que me molesta es lo que puede decir y que puede ser engañoso", había reaccionado el seleccionador francés en una entrevista con la prensa regional francesa. Laporte había afirmado que había mandado un mensaje a Deschamps al que no tuvo respuesta.

"El único mensaje que tuve suyo es del mes de octubre por una situación precisa de que se había lesionado en septiembre, ya no estaba en las pre-listas. Estaba en las del mes de noviembre, marzo y en esta también. No pasa nada, es su elección. Le deseo que le vaya bien. Forma parte de su libertad", añadió el seleccionador francés.

En España, su convocatoria con la Roja no ha suscitado ninguna polémica. Los españoles se alegraron de poder contar con este sólido central olvidado por Francia.

Laporte mismo celebró esta elección publicando un mensaje en Twitter: "Todo el mundo lo sabe, la situación es la que es, y me siento honrado y orgulloso de tener la confianza del seleccionador español".

Su llegada podría ayudar tal vez a hacer olvidar la ausencia del capitán Sergio Ramos, al que Luis Enrique no convocó tras perderse prácticamente la última parte de la temporada por las lesiones.

Contra Portugal, Laporte fue titular en el eje de la zaga junto a Pau Torres, y pese a un mal despeje en un saque de córner, los centrales se mostraron en conjunto convincentes.

pve/ng/gr/mcd