Laporta rompe por fin su silencio sobre la Superliga y explica su cambio de chaqueta

Agencia EFE
·2 min de lectura

El presidente del Barcelona Joan Laporta explicó este jueves que "la última palabra sobre la Superliga la tendrán los socios" en las primeras declaraciones públicas del mandatario después de los sucesos acontecidos en las últimas 72 horas, que han dejado al club azulgrana junto al Real Madrid como los únicos de los 12 fundadores de la competición que permanecen en la misma.

Había especial expectación por saber la opinión del máximo mandatario azulgrana, quien en campaña electoral se había manifestado contrario al proyecto. Precisamente por ello, su adhesión inicial sorprendió a propios y extraños, ahora a explicado el porqué.

"Es absolutamente necesario que los clubes grandes de alguna manera tengamos la capacidad de decir la nuestra en el reparto de los ingresos y esto debe ir acompañado de una competición atractiva deportivamente y basada en los méritos deportivos", añadió el dirigente azulgrana en declaraciones a TV3.

Pero puntualizó que el Barcelona "es defensor del mantenimiento de las ligas estatales" y que está "abierto a un diálogo con la UEFA". Según Laporta, el objetivo es "mejorar el fútbol y volver a tener los recursos necesarios para que sea un gran espectáculo".

De cara al futuro próximo, Laporta cree que "habrá concordia institucional y la voluntad de ir avanzando en estas cuestiones".

También manifestó que hubo "una serie de presiones que han hecho que algunos clubes se retiraran o lo valoraran de otra forma, pero siguen haciendo falta más recursos" porque los clubes hacen "unas inversiones muy importantes" y pagan "unos salarios muy importantes".

Tebas: "La amenaza de la Superliga terminó"

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, dijo que los números dados por Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, para justificar la creación de la Superliga "no son reales" y señaló que después de la renuncia de diez de los doce clubes fundadores "la amenaza de la Superliga se acabó para mucho tiempo".

"Creo que se acabó la amenaza de la Superliga para mucho tiempo. Hay cuestiones que hay que hablar y reformar, es una de mis funciones en el Ejecutivo de UEFA, pero no se hace intentando presionar. La Superliga, tal como la han concebido, esta muerta. Tocar ahora la puerta a una negociación me parece hasta cínico", afirmó.

Vídeo | La guerra del fútbol acaba de desatarse

Otras historias que te pueden interesar: