Entre Laos y China, una frontera próspera (4/4)

En Laos, el único país del sudeste asiático sin costa, se espera que una línea de tren de alta velocidad ayude a abrir el país y marque el comienzo de un auge económico. El enlace ferroviario de 420 kilómetros de largo tarda solo tres horas en conectar la capital de Laos, Vientián, con China. Entretanto, en el lado laosiano de la frontera se está construyendo la Zona Económica Especial de Boten, seis años después del lanzamiento de este proyecto de 10.000 millones de dólares.

Actualmente, montar un negocio en la Zona Económica Especial es relativamente sencillo: los trámites administrativos se pueden realizar en 15 días, muchos productos están libres de impuestos y el sistema fiscal es ventajoso. Debido a estos beneficios, en los últimos tres años, aproximadamente un centenar de empresas se han establecido en la floreciente ciudad.

Informe de Adri Berger y Dara Pathammavong, con Séverine Bardon y Olivier Marzin.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente