Lanzan un huevo al presidente checo pero le dan en la cabeza al presidente alemán

El presidente alemán, Joachim Gauck, tocándose la cabeza después de que opositores lanzaran huevos y tomates al presidente checo, Milos Zeman (c), en una ceremonia del 25º aniversario de la Revolución de Terciopelo el 17 de noviembre de 2014 en Praga

Un huevo lanzado por opositores checos contra el presidente de este país, Milos Zeman, impactó finalmente en la cabeza de su homólogo alemán, Joachim Gauck, de visita en Praga para conmemorar este lunes el 25º aniversario de la Revolución de Terciopelo, anunció la presidencia checa.

Durante una ceremonia en una plaza de Praga, "el presidente Gauck fue alcanzado en la sien. El impacto le conmocionó, pero continuó con su programa", declaró a AFP el portavoz de la presidencia checa, Jiri Ovcacek.

Tras el incidente, el jefe de Estado checo pidió disculpas a su homólogo alemán. "Milos Zeman dijo a Joachim Gauck: 'Perdóneme señor presidente. Este huevo iba dirigido contra mí, no contra usted'", indicó Ovcacek.

Los opositores checos silbaron y abuchearon a Zeman, al que acusan de tener una orientación prorrusa y un lenguaje vulgar, durante este ceremonia, en la que también participaron los presidentes de Hungría, Polonia y Eslovaquia.

El 17 de noviembre de 1989, una semana después de la caída del Muro de Berlín, la brutal represión contra una manifestación de estudiantes en el centro de Praga generó manifestaciones masivas de checos y eslovacos, que condujeron al final del régimen comunista en la entonces Checoslovaquia.