Su color salva a la langosta Cheddar de la olla

·2 min de lectura

El extraño color naranja de Cheddar, como ha sido llamada la protagonista de esta historia, la salvó de acabar siendo hervida y servida como el resto de sus compañeras de pecera en el restaurante Red Lobster de Florida, en Estados Unidos. Los empleados del local se dieron cuenta de la singularidad de esta langosta y pusieron en marcha el mecanismo para salvarla. Ahora descansa en el Ripley's Aquarium of Myrtle Beach, que respondió rápido a su llamada, según informa The Washington Post.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

En un comunicado publicado en su web por la cadena de restauración, desde esta explican que “los equipos de Red Lobster y Ripley’s Aquarium llamaron cariñosamente a la langosta naranja Cheddar en un guiño a las queridas galletas Cheddar Bay Biscuits® del restaurante”. Ahora, añaden, esta langosta “estará protegida para siempre en la seguridad de su nuevo hábitat en Ripley’s”. Sobre su pigmentación, apuntan que ejemplares como Cheddar son raros (uno entre 30 millones) porque su llamativo color les coloca en la diana de los depredadores.

Mario Roque, gerente de este Red Lobster de Florida, ha declarado que “a veces ocurren milagros ordinarios, y Cheddar es uno de ellos. Un grupo de personas increíbles nos ayudó a hacer esto posible. Nos sentimos muy honrados de haber podido salvar a Cheddar y encontrarle un buen hogar”. La compañía, por su parte, ha declarado sentirse orgullosa de sus trabajadores por su acción.

En declaraciones a The Washington Post, Roque ha contado sobre el traslado de la langosta anaranjada que desde el acuario enviaron a dos personas que la acomodaron para su transporte en un largo viaje de 10 horas hasta el Centro de Investigación de Ciencias Marinas de Ripley. Se espera que acabe mudándose al acuario y pueda ser contemplada por los visitantes.

Desde el citado medio estadounidense recuerdan que esta no es la primera vez que los trabajadores de un restaurante de Red Lobster, que cuenta con locales en todo el territorio de Estados Unidos y algunas franquicias en otros países, salvan a una langosta del destino para el que fue adquirida. El pasado año llegó hasta el zoológico de Akron, en Ohio, Clawdia. En su caso su singularidad estaba en su color azul. Las descubrieron en Cuyahoga Falls.

En el Virginia Living Museum de Newport, tras ser localizada en Manassas (Virginia), se puede contemplar a Freckles, una langosta calicó. El nombre, que significa ‘pecas’, se lo dieron por sus manchas amarillas. El color habitual de estos animales es marrón. El rojo lo adquieren cuando han sido cocinadas.

EN VÍDEO | Un tiburón saltador sorprende a los excursionistas frente a la costa Británica

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente