Lam pide mantener la paz de la jornada electoral para retomar el diálogo

La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, pidió hoy que el "entorno pacífico y seguro" en el que se celebraron las elecciones a consejos de distrito del domingo se mantenga para poder retomar las rondas de diálogo con los ciudadanos y tratar de buscar una solución para las protestas en la ciudad china bajo administración especial. EFE/FAZRY ISMAIL

Hong Kong, 26 nov (EFE).- La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, pidió hoy que el "entorno pacífico y seguro" en el que se celebraron las elecciones a consejos de distrito del domingo se mantenga para poder retomar las rondas de diálogo con los ciudadanos y tratar de buscar una solución para las protestas en la ciudad china bajo administración especial.

La líder hongkonesa hizo estas declaraciones durante su rueda de prensa semanal, la primera tras la apabullante derrota oficialista en los comicios, en los que la oposición prodemócrata se hizo con 388 de los 452 asientos en juego.

Preguntada acerca de si cederá ante las demandas de los manifestantes e iniciará una investigación sobre la supuesta brutalidad policial en las protestas, Lam solamente se refirió a un plan para "establecer un comité de revisión" que analice las causas de las protestas e "identificar los problemas sociales, económicos y políticos subyacentes para recomendar medidas al Gobierno".

Según sus explicaciones, el Gobierno hongkonés tomará como ejemplo la respuesta de las autoridades británicas a los disturbios registrados en la zona londinense de Tottenham en 2011.

Acerca del resultado electoral, Lam fue todavía menos directa que en su comunicado del lunes y dijo que "estas elecciones han reflejado claramente que muchos votantes querían expresar sus opiniones al Gobierno y a mí".

"Las opiniones expresadas son muy diversas. Hay gente que quería expresar que ya no pueden seguir tolerando la violencia en las calles y, por supuesto, hay gente que siente que el Gobierno no ha gestionado de forma competente el ejercicio legislativo y sus consecuencias", prosiguió la jefa ejecutiva.

Lam volvió a pedir el fin de la violencia y reclamó que se mantenga la "paz y calma relativas que hemos visto esta última semana" , y que permitieron que las elecciones se celebrasen en un "entorno pacífico y justo" a pesar de las dudas de los días previos sobre si sería prudente llevarlas a cabo en el marco de las protestas, activas desde junio.

La máxima autoridad de la ciudad autónoma china y antigua colonia británica felicitó a los candidatos electos y alabó a todos los que se presentaron, "especialmente a aquellos que sufrieron amenazas" durante el proceso, sin especificar a quiénes se refería.

Tras los comicios, durante los que Lam intentó desactivar la idea de que se tratasen de un barómetro sobre el apoyo a su Ejecutivo y al movimiento de protesta, "el Gobierno incrementará sus esfuerzos con los consejos de distrito para hacer frente a las preocupaciones de los residentes de Hong Kong".

"Las voces de los hongkoneses fueron escuchadas. Los residentes de Hong Kong no quieren que la sociedad siga en una situación caótica (...) para que podamos restablecer el orden y volver a nuestra vida normal", apostilló.

Con una participación récord de más del 71 %, los comicios dejaron claro el apoyo de la sociedad hongkonesa al movimiento de protesta y su descontento con la actuación de las autoridades, ya que los candidatos prodemócratas se llevaron más del 85 por ciento de los asientos en liza.

No obstante, al tratarse de un sistema electoral de mayoría simple en el que el candidato que consiga más votos es el que resulta elegido, la diferencia en el porcentaje de voto fue mucho menor: el bloque prodemócrata se hizo con el 57 % de los sufragios mientras que los oficialistas pro-Pekín consiguieron el 41 %. EFE

hk-vec/jg/fr