Australia tiene un lago de color rosa que parece de otro planeta

La RAE señala en su diccionario que el agua es un líquido incoloro, pero puede ser modificado por la luz, la vegetación, las bacterias u otros elementos. En ocasiones, esta alteración tiene lugar en la naturaleza y nos deja paisajes que parecen sacados de otro planeta. Es lo que sucede en el lago Hutt, en Australia.

Las aguas de este lago situado en la región del Medio Oeste de Australia Occidental son de color rosa por una serie de factores. Su situación, bajo el nivel del mar y muy cerca del océano Índico, permite que se filtre el agua marina, pero tan rápido como para superar el agua que llega de los pantanos cercanos. Eso provoca que tenga grandes cantidades de yeso y sal que, sumadas a la presencia de unas algas microscópicas llamadas Dunaliella salina, le dan su característico tono.

Dependiendo de la hora del día la tonalidad rosa va variando, pero el efecto es siempre espectacular. De ahí que se haya convertido en uno de los principales destinos turísticos del oeste de Australia.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente