El caso del ladrón de la máquina expendedora muerto en un instituto italiano

·2 min de lectura

Cuando miembros del personal del instituto siciliano Leonardo Sciascia, en Cinicattì, acudieron este lunes por la mañana a su puesto de trabajo, estos se encontraron en las instalaciones educativas con una escena que, como apunta La Repubblica, bien podría haber sido descrita por Andrea Camilleri en cualquiera de sus novelas policíacas. Allí, en el suelo, en medio de un charco de sangre se hallaba el cadáver de un joven de unos treinta años.

Cuando los trabajadores acudieron al insituto se encontraron al joven muerto en un charco de sangre. (Foto: Captura Google Street)
Cuando los trabajadores acudieron al insituto se encontraron al joven muerto en un charco de sangre. (Foto: Captura Google Street)

Nada más encontrarse con el cuerpo avisaron a los servicios de emergencia que, a su llegada, no pudieron hacer más que certificar la muerte del joven. Este fue identificado como Dario Valerio Pedalino, de 33 años, vecino de Cinicattì y actualmente desempleado.

La Fiscalía de Agrigento, con Salvatore Vella al frente, ha solicitado la apertura de una investigación sobre lo sucedido y pedido la autopsia para conocer la causa exacta de la muerte y la hora. La principal hipótesis que barajan los investigadores y la más factible según ha publicado medios locales, es que el joven entró a robar en el instituto y murió accidentalmente sin poder pedir ayuda.

La teoría es que saltó la verja de entrara al recinto y se coló en su interior con intención de robar el dinero de la máquina expendedora de snacks. Una vez dentro, golpeó el cristal de la misma para acceder a su interior y se hirió en un brazo.

Entonces, herido y sangrando, cayó desmayado sin poder pedir ayuda hasta que murió desangrado. Uno de los detalles que la policía espera aclarar con los resultados de la autopsia solicitada por el fiscal es si la muerte se produjo la noche del sábado o del domingo, los dos días que el centro permanece cerrado.

Según apunta uno de los muchos medios locales que han recogido el suceso, este tipo de robos se producen de manera periódica en la zona. Aseguran que no es raro que se registren robos de máquinas expendedoras de sándwiches y bebidas situadas en el interior tanto de centros educativos como de otros edificios de carácter público.

EN VÍDEO | Increíble: Ladrón acrobático roba teléfono mientras cuelga de un puente

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente