El lado oscuro de la leche de Mercadona

·4 min de lectura
Leche entera Hacendado. (Fuente: Twitter/@arboles_magicos)
Leche entera Hacendado. (Fuente: Twitter/@arboles_magicos)

Trabajar por y para Mercadona tiene muchas ventajas, pero pocas veces se realzan las consecuencias devastadoras de ello en diversas industrias. Entre las más castigadas se encuentra la ganadería, si no la que más, donde muchos ganaderos están desesperados por intentar sobrevivir.

Así lo pone de manifiesto AGAPROL OPL, la organización de productores lácteos, que se encuentra en proceso de negociación con Lactiber y Kaiku, proveedores de Mercadona. La organización representa hasta 600 ganaderos de diez comunidades autónomas diferentes, lo que en términos comerciales son unas 800.000 toneladas de leche.

A través de una carta, han hecho saber su malestar con Mercadona y la situación de precariedad fruto de su posición de dominio a la hora de rebajar el precio en origen de la leche. En ella, exponen los datos alarmantes que respaldan desde un principio su denuncia: "Los 11.950 ganaderos que todavía resistimos en este país estamos atravesando una de las situaciones más críticas -y hemos pasado muchas- en toda nuestra historia. Para confirmar esto, basta con mirar las estadísticas del Ministerio en las que se confirma que cada año son casi 1.000 los ganaderos que se ven obligados a abandonar sus explotaciones de vacuno de leche".

Destacan a su vez los grandes beneficios de Mercadona como empresa, de "hasta los 727 millones de euros, un 17% más que el ejercicio anterior", y se alegran de ello. Sin embargo, se confiesan "indignados con la forma de proceder de su empresa", ya que los que producen leche para su marca Hacendado, perciben unos precios que "están por debajo" de sus costes de producción, "requisito legal de obligado cumplimiento, además de ser los más bajos del mercado".

Como bien destaca la organización, "Mercadona comercializa más del 30% de la leche líquida de nuestro país a través de seis grandes empresas que trabajan en exclusiva para ustedes: Covap, Lactia, Lactiber, Iparlat, Kaiku y Naturleite". 

¿Qué ocurre? Según Agaprol, que estas "marcan el precio" que van a pagar a los ganaderos, una vez que Mercadona marca el precio que les va a pagar a ellos, "sin más remedio que decir "amén" y, para más escarnio, firmar una cláusula en el contrato" que confirme que a ese precio cubren sus costes de producción, "a sabiendas de que en la gran mayoría de los casos es mentira".

Así, la compañía valenciana consigue, como reza la carta, "que el brick en su lineal sea el más barato y desde su posición de absoluto dominio arrastran a todo el sector a seguir sus pasos, destruyendo el valor en la Cadena, práctica prohibida por la ley 8/2020 de 16 de diciembre". 

Los ganaderos apuntan como responsables también al "resto de industrias", pero responsabilizan sobre todo a Mercadona por copar "más del 30% de cuota del mercado".

Y sentencian a Juan Roig y los suyos, que en su última presentación de resultados presumieron de una mejor logística, optimización de recursos y procesos más eficientes para que el consumidor pague menos, señalando: "ustedes simplemente pagan por debajo del precio de coste a sus proveedores. Basta de mentiras".

Critican que no es de recibo que Mercadona escape de la libre competencia y que su éxito no se debe a genialidades en la gestión, sino a pagar a los ganaderos por la leche "un precio que no cubre los costes de producción".

"Esto no es ni eficiencia ni éxito empresarial, lo que ustedes están haciendo es provocar el cierre masivo de granjas", apuntan desde Agaprol.

Defiende a su vez que cuando no queden ganaderos en España por su culpa, Mercadona tendrá que acudir al mercado extranjero para satisfacer a sus consumidores y no le quedará más remedio que subir el precio del brick, "porque en Francia o Alemania no podrán ejercer esa posición de dominio sobre los ganaderos para que les vendan a estos precios".

Y finaliza la carta con dos mensajes demoledores, uno relativo a la forma de trabajar de Mercadona y otro al miedo a las represalias que tienen los ganaderos si muestran su malestar: "Su cuenta de resultados es un éxito por el que les damos la enhorabuena, pero eso no quiere decir que su forma de trabajar lo sea. Ganar dinero es legítimo, pero no a costa de arruinar a los demás. Como los ganadores que suministran leche a las empresas que trabajan en exclusiva para Mercadona no pueden expresarse libremente, por miedo a posibles represalias, AGAPROL lo hace en su nombre, manifestando su sentir e indignación".

Como podemos comprobar, existe una gran polémica de la que no oímos hablar tanto, pero que nos incumbe a todos.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente