El lado más personal de Nuria Roca: de su amor con Juan del Val a su vuelta a la primera plana en tv

Nuria Hernández
·8 min de lectura

El lunes por la noche, a Nuria Roca le caía en las manos un bombazo: hora y media antes del comienzo del programa, Pablo Motos se marchaba a su casa por haber mantenido contacto con un positivo en coronavirus y era ella la encargada de ponerse al frente de El Hormiguero. Con ciertos nervios y algo más tensa de lo habitual, la valenciana se lanzaba al ruedo y lograba ganarse los halagos de sus compañeros pero, sobre todo, de los espectadores. Al día siguiente volvía a hacerlo mucho más confiada y natural como es lógico y convertía El Hormiguero de ese día en uno de los más vistos de la historia del espacio de Antena 3.

Nuria Roca during book premiere Tacha Beauty (belleza invisible) in Madrid on Tuesday , 09 April 2019 (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)
Nuria Roca during book premiere Tacha Beauty (belleza invisible) in Madrid on Tuesday , 09 April 2019 (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

En la tele... ¡por casualidad!

Y todo esto no es por casualidad. Muchos espectadores han comentado en las redes sociales estos días que Nuria Roca se merece un programa para ella sola y no les falta razón. Profesional, natural, con una simpatía innata y con muchos años de trabajo a sus espaldas, la valenciana debería estar presentado un espacio a su altura y no ser una colaboradora más en el espacio de Motos y compañía. A sus 48 años (que para nada aparenta, para qué lo vamos a negar), Nuria Roca lleva siendo un rostro habitual en la televisión desde hace más de dos décadas. Es verdad que ha tenido épocas de más trabajo y otras en las que ha ‘desaparecido’ durante un tiempo, pero nunca se ha alejado del todo de la pequeña pantalla.

Lo mejor de todo es que Roca empezó en televisión por casualidad. Fue en 1993 cuando tras licenciarse en Arquitectura la Politécnica de Valencia fue a un programa de televisión para recaudar fondos para el viaje de fin de carrera. “Concursé, gané tres programas, me gané una pasta, y a partir de ahí empezaron a llamarme para presentar programas. Estaban buscando a gente nueva y se ve que vieron alguna cosa en mí, y compaginé la carrera con la televisión”, recordaba en una entrevista.

Sus amigos la animaron a presentarse a un casting y fue la elegida para presentar en 1994 el concurso La sort de cara en la cadena autonómica valenciana Canal 9. Ahí estuvo cuatro años y en el 98 era también el rostro de Fem Tele. Su sonrisa y su simpatía hicieron que ese mismo año fuera Chicho Ibáñez Serrador el que se fijara en ella y la fichara para presentar la segunda etapa de Waku Waku en TVE, el programa que la dio a conocer en la televisión nacional y que siempre será recordado por los niños que vieron en esos años el concurso sobre animales que conquistaba a millones de espectadores. A partir de ahí, llegaron más programas: ¿Cuánto cuesta?; las Campanadas con Ramón García en el 99; La casa de tus sueños... Y en 2000 fichó por Telecinco, donde fue el rostro de varios espacios como Buenas tardes o Nada Personal e incluso hizo su debut como actriz en Javier ya no vive solo junto a Emilio Aragón.

Su paso a Antena 3 llegaba en 2003 para presentar La isla de los famosos y UHF. Nuria Roca ha trabajado también en Cuatro, donde presentó diferentes concursos como X Factor o El gran quiz, y realities como Perdidos en la tribu; y en LaSexta, haciéndose cargo de El Millonario. Después de esto llegó un pequeño parón de dos años en su carrera televisiva y en 2014 daba el salto a la radio para presentar Lo mejor que te puede pasar en Melodía FM. Su regreso a la pequeña pantalla llegaría en 2017 en TVE con Fantastic Duo y con un dating show en las sobremesas de Cuatro, Singles XD, que no tuvo demasiado éxito de audiencia y fue cancelado tras varias semanas en emisión.

Ese mismo año también presentó en TV3 el espacio A tota pantalla, pero solo duró un mes y fue, según ella misma contó, despedida de manera fulminante. "No te puedes ni imaginar el favor que me han hecho sacándome de allí. Yo había decidido ir allí a hacer un programa, pero una vez ves lo que hay y sabes que no se puede hacer... Gracias a la Corporació... no volvería a TV3 jamás. Más claro no puedo hablar. He llegado a un lugar y no me ha gustado nada lo que he visto", decía entonces en una entrevista en El Confidencial. En 2018, la televisión nacional volvía a su vida y fichaba como colaboradora de El Hormiguero, donde forma parte de la mesa de tertulianos del programa. Además, Nuria es íntima amiga de Pablo Motos desde hace muchos años y su relación les ha servido para mostrar una gran complicidad que traspasa la pantalla.

Una vida sentimental de lo más estable

En El Hormiguero comparte también pantalla con su marido, Juan del Val. El escritor es además uno de los guionistas del programa y desde hace unos meses se ha convertido en rostro de las tertulias y se ha ganado a los espectadores con sus comentarios jocosos y llenos de ironía. Nuria y Juan comparten su vida desde hace más de dos décadas. Hace unos días, el escritor revelaba cómo había conocido a la presentadora y cómo se había enamorado de ella incluso antes de encontrarla en persona. En aquel momento, era el año 1998, Juan escribía para una revista dedicada al público masculino. "Vi una imagen de ella en televisión pero no sabía cómo se llamaba. Escribía en una revista y pedí al director entrevistarle, me dijeron que sí, que era una chica que estaba haciendo muchas cosas", explicó.

La llamó y trató de que ella le concediera la entrevista, pero Nuria siempre le daba largas porque decía estar muy ocupada. Él no cejó en su empeño y un buen día se presentó en Televisión Española en pleno rodaje de un especial de Nochevieja que ella iba a presentar con Ramón García. "Cuando la vi llevaba un vestido plateado y pensé que era la mujer más guapa que había visto en mi vida", confesaba el escritor. Ella se acercó y al conocerle trató de ser más amable de lo que había sido por teléfono. Pero no tenía mucho tiempo y debía marcharse al aeropuerto para coger un vuelo. "Me dijo que se tenía que ir al aeropuerto porque volaba a Valencia y tuve el arrojo de ofrecerme a llevarle al aeropuerto. Ella accedió. Perdió dos aviones", revelaba añadiendo que desde ese momento no se han separado.

Se casaron en el año 2000 y tienen tres hijos. Entre las anécdotas que la pareja ha revelado en El Hormiguero se encuentra cuál fue el motivo de su primera discusión. “Nuestra primera discusión fue precisamente esta. Yo soy mucho más de los Reyes Magos pero Nuria Roca prefiere Papá Noel”, decía él. “Los Reyes Magos llegan muy tarde, con Papá Noel pueden disfrutar mucho más de los juguetes”, apostillaba ella que añadía que tuvieron que llegar a un acuerdo cuando nació su primer hijo. Como cualquier pareja han pasado por buenos momentos y otros menos bonitos, pero entre ellos sigue habiendo una chispa que se ve en la pequeña pantalla cuando están juntos. “La rutina desgasta mucho todo, pero hay una tentación en la que yo no he querido caer y es que valoras solo a tu pareja como pareja cuando se debe valorar que detrás de eso hay una mujer y un hombre que desea”, comentaba él sobre sus 22 años junto a la presentadora.

Su confesión más íntima

En 2018, con motivo de la presentación de Parece mentira, novela de Juan del Val, algunas voces interpretaron por sus palabras que el matrimonio vivía una supuesta relación abierta, algo que ellos nunca confirmaron. “La fidelidad me parece aburrida”, decía él en El Hormiguero. “Muchas veces no nos atrevemos a verbalizarlo, pero nos pasa a muchos. Todo es una cuestión de entender, de saber dónde se está y dónde se quiere estar. Otra cosa es que yo conozca los detalles. ¡Eso no!”, comentaba Nuria. En una entrevista en Vanitatis, Roca explicaba: “Si deseo a otro, no tengo por qué decírselo a mi marido”, y añadía: Los celos son un síntoma de inseguridad y si tienes las cosas claras, no tienes por qué tenerlos… Yo no quiero al lado a nadie que no quiera estar conmigo”.

Además, ese mismo año, durante una de sus intervenciones en el programa de Pablo Motos, Nuria reveló que iban a terapia de pareja y que le "gustaría deshacer más la cama. Era una consulta un poco extraña, pero convencí a mi esposo, a mi señor, para ir. Aunque estamos bien, después de salir de allí me di cuenta de que había que reforzar algunas cosas. Hubo un momento incómodo cuando el experto preguntó por las relaciones sexuales. Mi marido y yo no coincidimos en el número. Yo pienso que es porque se imagina que (lo hacemos) más", bromeaba. Su relación personal es tan fuerte que hasta han escrito dos libros juntos Para Ana, de tu muerto y Lo inevitable del amor.

Más historias que te pueden interesar: