La vergonzosa caída de México, el que un día fue “el gigante de Concacaf”

·Periodista
·5 min de lectura
Soccer Football - World Cup - CONCACAF Qualifiers - Mexico v Jamaica -  Estadio Azteca, Mexico City, Mexico - September 2, 2021 Mexico coach Gerardo Martino reacts REUTERS/Edgard Garrido
Luego de ocho partidos en el octagonal, México suma 14 puntos con cuatro victorias, dos empates y dos derrotas. Las miradas apuntan a un responsable: Gerardo “Tata” Martino. / Foto: REUTERS

La calificación de México al Mundial de Qatar 2022 se puso al rojo vivo y está en peligro.

Todavía no se enciende el botón de pánico en la Federación Mexicana de Futbol porque México juega en Concacaf, pero ya hay alarmas encendidas.

México va en caída libre en la eliminatoria, esa selección que fue un día “el gigante de la Concacaf”, hoy es dominada y humillada por sus rivales del área.

Las miradas apuntan a un responsable: Gerardo “Tata” Martino.

Sí, es el entrenador y él no comete los errores en el campo (como los de Guillermo Ochoa ante Canadá) dirían algunos, pero es el responsable del equipo que se presenta, es el que decide a quién se convoca y cómo debe jugar un equipo.

Segunda peor eliminatoria en cinco procesos

Luego de ocho partidos en el octagonal, México suma 14 puntos con cuatro victorias, dos empates y dos derrotas. Le supera Canadá con 16 puntos y Estados Unidos, con 15.

El Tri tiene las mismas unidades que Panamá, quien está en cuarto lugar pero con una diferencia de +2 goles, mientras México tiene +4.

Con ocho partidos en una eliminatorias, esta es la segunda peor clasificación desde Alemania 2006.

Solo es superada por la eliminatoria rumbo a Brasil 2014 -que tuvo cuatro entrenadores con José Manuel de la Torre, Luis Fernando Tena, Víctor Manuel Vucetich y Miguel Herrera) que sumó ocho puntos en ocho partidos.

El panorama cambió en 180 grados en solo dos derrotas ante Estados Unidos y Canadá, en los que México pasó de la cima de la eliminatoria, al filo del repechaje.

La tensa calma de la FMF se sustenta en que a la eliminatoria le quedan seis partidos, cuatro de ellos, el Tri los jugará en el Azteca, que siempre impone a los rivales.

Mismos jugadores

Existe un ambiente de conformismo de los jugadores en la selección de México. Hagan lo que hagan algunos seleccionados van a ser convocados. No importa si juega bien o no en sus clubes (mientras no estén lesionados) van a ser llamados por Martino. Si se equivocan o no, jugarán de nuevo.

Esos son Guillermo Ochoa, Néstor Araujo, Héctor Moreno, Raúl Jiménez, Andrés Guardado, Héctor Herrera, Hirving Lozano…

Hace mucho tiempo que Guardado no tiene nivel para jugar con la Selección. Sí, tiene mucha experiencia (cuatro mundiales) pero su rendimiento futbolístico no le alcanza para jugar con México.

El caso de Raúl Jiménez es más complicado. Él apenas se recupera futbolísticamente tras una fractura en el craneo y no ha retomado su nivel… y quizás nunca lo recupere.

Veto al Chicharito

Martino decidió vetar a Javier “Chicharito” Hernández de la selección de México por una indisciplina. Y nadie le ha hecho cambiar de opinión, ni siquiera el resurgimiento de Javier como delantero (fue nombrado por el LA Galaxy como su mejor jugador de la temporada en MLS).

Los goles del "Chicharito" son necesarios en este momento (México solo ha anotado siete en ocho partidos) y Martino no se puede dar el lujo de ignorarlo.

El atacante argentino naturalizado mexicano Rogelio Funes Mori fue convocado para ser la solución (un solo un gol en la eliminatoria) no ha funcionado. Tan es así que jugó siete minutos ante Estados Unidos y no participó ante Canadá.

Martino tiene que ceder a su orgullo y llamar de nuevo al “Chicharro”. Al final, quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. ¿O no?

Amistosos al por mayor en EU

Esta no es responsabilidad directa de Martino, pero lo acepta.

Los partidos amistosos en Estados Unidos existían antes -desde 2002-y existirán después, pero por lo menos debió pelear en privado y el público para que se modere.

Por contrato con la empresa SUM, México tiene que jugar cinco amistosos en Estados Unidos, a cambio de una cifra de dos millones de dólares por partido, según Goal.

Como México no jugó ningún partido en 2020 en Estados Unidos por la pandemia del Covid-19, el Tri tiene que reponer esos partidos.

Tan solo este año, el Tri ha jugado cinco amistosos en estadios de los Estados Unidos y jugará uno más en diciembre. Ningún juego que pueda sacar un beneficio deportivo.

No hay autocrítica

El primer paso para que alguien mejore es que admita que está mal.

Y la autocrítica no es una cualidad de Martino, sobre todo después de la derrota ante Canadá.

“Creo que nosotros hicimos un primer tiempo correcto”.

“Ellos prácticamente no nos llegaron al arco”.

“El segundo tiempo cuando volvimos a nuestro esquema habitual, el equipo sí tuvo mejor juego, profundidad, sobre todo en los últimos quince minutos”.

Esas tres frases las pronunció el “Tata”. La realidad es más contundente: Canadá los venció 2-1.

Los antecedentes de Martino lo delatan: tuvo un paso gris con la selección de Paraguay (calificó al Mundial de Sudáfrica en 2010 y llegó a octavos), con el Barcelona solo duró un año y lo más que ganó fue la Supercopa de España y con la selección de Argentina perdió dos veces seguidas la final de la Copa América ante Chile.

México ya encendió las alarmas. Está al borde de la zona de repechaje rumbo al Mundial. Se supone que el “Tata” es el elegido para llevarlo al soñado quinto partido, pero nadie se puede sentir engañado: no es un entrenador ganador y la realidad no anima mucho a soñar... ni siquiera con clasificar al Mundial.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

En este accidente entre una motocicleta y una pickup, ¿quién tiene la culpa?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente