La verdad sobre el increíble efecto 'crece pelo' de las patatas del McDonald's

Las redes ardieron con esta noticia, y aunque los resultados de este estudio nos han dejado con la boca abierta, hay que matizar. Esta es la verdadera función del ingrediente ‘secreto’ contra la calvicie

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Yokohama en Japón demostró que un componente químico de las patatas fritas de McDonald’s puede evitar la calvicie.. (Foto: HuffPost BR)

Algo tan asombrosamente sorprendente no podía pasar desapercibido y la noticia corrió como la pólvora en muchos medios.  Científicos japoneses han encontrado una relación directa entre las patatas fritas de la popular cadena de comida rápida McDonald’s y el crecimiento del cabello. Un equipo de investigación de la Universidad de Yokohama ha analizado la composición de las patatas y ha encontrado esta sorprendente novedad contra la calvicie.

La clave está en regenerar los folículos pilosos, algo que se puede conseguir mediante el dimetilpolisiloxano, adecuado para la circulación del oxígeno

¡Guau! Imposible no volverse loco con semejante hallazgo. Todos empezamos a preguntarnos cuál seríael secreto de semejante milagro. Lo siento, pero la respuesta no es nada buena: la clave estaría en el dimetilpolisiloxano (conocido como E-900 en su faceta de aditivo alimentario), que la empresa utiliza en la fritura de sus patatas.

Según el citado estudio, esta sustancia, junto a otros componentes, serviría para producir en masagérmenes de folículo piloso ((en inglés, HFG) que se podrían injertar posteriormente en el cuero cabelludo y frenar la calvicie.

Los investigadores dicen que un químico utilizado para evitar que el aceite de freír salte podría curar la calvicie.(Foto: KCPQ – Tacoma)

Es decir, que según los autores, dichos gérmenes son células que ayudan a desarrollar folículos pilares. Para demostrarlo, produjeron en masa 5000 HFGs de manera simultánea, que después trasplantaron a la piel de los ratones, logrando un resultado exitoso de folículos pilosos que permitieron mantener el crecimiento de pelo durante tiempo.

Lo explica Junji Fukuda, uno de los investigadores del equipo, “gracias al dimetilpolisiloxano pudimos producir en masa “5.000 gérmenes de folículo piloso” y lo probamos con ratones. Al trasplantar el dimetilpolisiloxano, en la espalda de los animales empezó a crecer cabello”. Fukuda añade que el componente “permite una buena circulación del oxígeno”.

Dado el éxito del experimento en ratones, el equipo de científico cree que podría ser viable también en humanos.

Sin embargo, para que esta ‘profecía’ se cumple hay un trecho largo por recorrer y muchos críticos. Expertos en alimentación afirman que el dimetilpolisiloxano se puede encontrar en otros productos procesados como zumos, mermeladas o cremas; y añaden que este aditivo no es responsable del crecimiento del pelo por sí mismo, sino que simplemente facilita el aporte del oxígeno al medio de cultivo en el que se hacen proliferar los gérmenes de folículos pilosos.

A todo esto, si te estás preguntando para qué demonios usa la cadena de comida rápida este componente químico, el motivo no es otro que evitar que en el aceite donde se fríen las patatas se forme espuma y pueda llegar a saltar a los empleados.

Así que si pensabas empezar una dieta y ponerte a zampar patatas fritas como un descerebrado, ¡stop! Mejor lucir una calva con dignidad que arriesgarte a padecer serios trastornos de salud como hipercolesterolemia, obesidad o problemas de hígado graso debido a una ingesta excesiva de grasas trans.

También te puede interesar:

La dieta multicolor que frena el trastorno (capilar) más traumático

Esas crujientes y apetitosas patatas fritas son (de verdad de la buena) lo peor que puedes echarte a la boca

El snack más famoso del mundo… ¡no es saludable!

El alto precio (que seguro no querrás pagar) de las pastillas ‘crecepelo’ que toma Trump

La solución al problema de alopecia que más nos choca (quedarse sin cejas)

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines