La Unesco premia a alcaldesa italiana y a ONG francesa por salvar migrantes

La alcaldesa de Lampedusa, Giuseppina Nicolini, el 7 de julio de 2013, fotografiada cerca del puerto de esa isla italiana

La UNESCO otorgó este miércoles el premio Felix Houphouët-Boigny al Fomento de la Paz a la alcaldesa de la isla italiana de Lampedusa, Giuseppina Nicoli, y a la ONG SOS Méditerranée, por su compromiso y ayuda a refugiados e inmigrantes.

"Desde que fue elegida alcaldesa en 2012 Nicolini ha destacado por su gran humanidad y constante compromiso en la gestión de la crisis de refugiados, y su labor de integración de los miles de refugiados que llegan a las costas de Lampedusa y otros lugares de Italia", destaca en un comunicado la organización de Naciones Unidas.

Por su parte, la ONG "SOS Méditerranée", una organización europea que se ocupa de dar asistencia con su barco "Aquarius" a todas las personas que necesiten ayuda en el mar Mediterráneo, fue premiada por haber salvado más de 11.000 vidas desde que iniciara las operaciones, en febrero del 2016.

El premio, creado en 1989, es otorgado por un jurado internacional a hombres, mujeres o instituciones que hayan obtenido renombre internacional por su contribución al fomento de la paz, la democracia y los derechos humanos.

Entre los premiados en el pasado figuran Nelson Mandela, Shimon Peres y Yaser Arafat.

Con el premio a Nicolini y SOS Meditarranée, UNESCO espera que el mar Mediterráneo vuelva a ser símbolo de "solidaridad y diálogo y no escenario de tragedias".

Según datos de la entidad de Naciones Unidas, cerca de 13.000 hombres, mujeres y niños han fallecido desde 2013 en naufragios, convirtiendo el mar Mediterráneo en un verdadero cementerio.

"Este premio es un gran honor para mí y para Lampedusa. Pero sobre todo, es un homenaje a la memoria de las numerosas víctimas de la trata de personas en el Mediterráneo", declaró Nicolini a una radio italiana.

Ante la nueva ola de desembarques registrados en los últimos días, más de 8.000 en el pasado fin de semana, Nicolini lamentó que los muertos pasen inadvertidos.

"Se preocupan de los vivos y no de los muertos, de los que han perdido la vida persiguiendo el sueño de un futuro mejor. ¿Cómo se puede ser tan inhumano con nuestros hermanos?", se interrogó tras recordar la visita del papa Francisco a Lampedusa en 2013.

"Es el único que verdaderamente tiene las ideas claras. Espero que sus enseñanzas iluminen a los gobernantes y sobre todo a los europeos llamados a votar en las próximas elecciones", dijo.

Nicolini dedicó el premio al periodista italiano Gabriele del Grande, detenido desde hace diez días en Turquía.

"Fue el primero que habló de los muertos en el Mediterráneo, cuando nadie lo sabía", recordó.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines