La UE planea una revisión online de seguridad a los viajeros sin visado

Millones de turistas y viajeros de negocios que visitan Europa tendrán que completar una comprobación de seguridad online por 5 euros antes de su llegada si finalmente se aprueba un plan de la UE para endurecer los controles a los extranjeros que no necesitan visado. En la imagen, agentes de la policía belga patrullan el aeropuerto internacional de Zaventem cerca de Bruselas, Bélgica, el 10 de agosto de 2016. REUTERS/Francois Lenoir

BRUSELAS (Reuters) - Millones de turistas y viajeros de negocios que visitan Europa tendrán que completar una comprobación de seguridad online por 5 euros antes de su llegada si finalmente se aprueba un plan de la UE para endurecer los controles a los extranjeros que no necesitan visado.

El sistema, que la Comisión Europea previsiblemente apoyará el miércoles, comprobaría los documentos de identidad y los detalles sobre la residencia de los viajeros con una serie de bases de datos de seguridad de la UE.

Tras los ataques islamistas en Francia y Bélgica y la caótica llegada masiva de inmigrantes y refugiados a Grecia, el Ejecutivo de la UE espera que las comprobaciones puedan cerrar las brechas en sus fronteras para activistas violentos, delincuentes e inmigrantes irregulares.

La medida afectaría a ciudadanos de alrededor de 60 países que pueden visitar la zona Schengen europea en viajes cortos sin pedir antes un visado, lo que incluiría a estadounidenses, japoneses y -dependiendo de cómo negocie Londres su salida de la UE - potencialmente también a británicos.

El plan, que se enviaría a los países miembros y al Parlamento Europeo para su aprobación, está dirigido a poder autofinanciarse con las tasas que cobraría. La Comisión estima que sus costes de implementación serían de unos 200 millones de euros y con unos costes anuales de 85 millones.

También serviría para atajar la preocupación europea sobre los planes para ampliar los viajes sin visado en los próximos años a dos vecinos de la UE, Turquía y Ucrania, y se solicitaría inmediatamente a ciudadanos de otros países fuera de la UE en los Balcanes, como Albania y Serbia.

Conocido como ETIAS, un sistema similar al estadounidense ESTA, el plan permitiría en cuestión de minutos a la mayoría de personas realizar múltiples viajes durante cinco años. Los responsables de la UE esperan que pueda estar en marcha tras la luz verde legislativa al comienzo de la próxima década.

El sistema estadounidense, válido por dos años, cuesta 14 dólares, mientras que el canadiense 5,21 dólares. Japón no aplica cargas para sus visitantes.