Turquía ayudará a la UE con los refugiados a cambio de dinero

Por Alastair Macdonald
Los líderes de la Unión Europea tratarán de firmar el domingo un acuerdo con Turquía en una cumbre en Bruselas en la que ofrecerán a Ankara dinero en efectivo y unas relaciones más estrechas con la UE a cambio de su ayuda para detener el flujo de inmigrantes hacia Europa. En la imagen, varios de los líderes europeos guardan un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los ataques de París, durante la reunión del G20 celebrada en Antalya, Turquía, el 16 de noviembre de 2015. REUTERS/Fatih Aktas/Pool

Por Alastair Macdonald

BRUSELAS (Reuters) - Turquía ayudará a la Unión Europea a gestionar el flujo de refugiados que ha puesto en duda la continuidad de la circulación de personas dentro de la UE sin pasaporte, a cambio de dinero en efectivo y de reiniciar las estancadas conversaciones sobre su adhesión a la UE, según el borrador de conclusiones de una cumbre UE-Turquía.

"Ambas partes se comprometen a cooperar activamente y con efecto inmediato con los inmigrantes que no están en necesidad de protección internacional y frenar los desplazamientos a Turquía y la UE", indica el documento al que tuvo acceso Reuters, y se llevará a cabo la "devolución de inmigrantes que no necesiten protección internacional, a sus países de origen".

Los líderes de la Unión Europea tratarán de firmar el domingo en Bruselas el acuerdo con Turquía, a quien han ofrecido 3.000 millones de euros de ayuda inicial para que se encargue de los refugiados que se encuentran en su territorio.

El monto de ayudas podrá ajustarse más adelante en función de la evolución de la situación, según el borrador.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, se reunirá con los veintiocho líderes a partir de las 1600 horas, en un encuentro que está previsto que dure tres horas.

En diciembre, la UE abrirá un capítulo de negociaciones sobre la adhesión turca, que comenzó en 2005, y preparará nuevos capítulos que abordarán en los primeros tres meses del próximo año.

La UE también podría ofrecer un visado para los turcos que viajen a la UE a partir de 2016, si Ankara cumple con ciertos criterios especificados en la hoja de ruta, indica el borrador.

La crisis de refugiados ha impulsado a la oposición populista y ha enfrentado a varias naciones entre ellas, obligando a cerrar algunas de sus fronteras, tan respetadas entre los estados miembros.

Las medidas tomadas en los últimos meses por la UE no han sido suficientes para controlar los movimientos de los refugiados y, a pesar de que las bajas temperaturas han reducido el flujo de personas, también ha empeorado la situación de miles de ellas atrapadas en los Balcanes debido al cierre de fronteras, lo que ejerce más presión sobre los líderes europeos para que encuentren una solución.

La cumbre del domingo se fijó hace tan sólo unos días, cuando Bruselas intentó llegar a un acuerdo, planteado hace más de un mes a Turquía y que se complicó por el derribo de un caza ruso por parte de Ankara en la frontera con Siria.