La triste situación de Frida Sofía, completamente alejada de su familia en su momento más difícil

·4 min de lectura

La gente ve el nombre "Frida Sofía" en un encabezado y en automático piensa: ¿en qué nuevo drama anda metida esta niña? Esto ya es un hecho consumado: su reputación conflictiva la precede, aunque habría que señalar muy claramente que la única hija de Alejandra Guzmán ya no es una niña, sino que se trata de una mujer que está a punto de cumplir 30 años atravesando uno de los momentos más difíciles de su vida, enfrentada con su familia y con problemas legales.

Frida Sofía cuando posó desnuda en Playboy (Photo by Victor Chavez/WireImage)
Frida Sofía cuando posó desnuda en Playboy (Photo by Victor Chavez/WireImage)

Sin embargo, Frida Sofía más allá de los escándalos que ha protagonizado desde los 16 años, cuando dio la nota por primera vez al ser llevada de urgencias a una clínica en Miami por haber mezclado pastillas y alcohol, parece ser una joven atormentada, que lo ha pasado muy mal debido a decisiones equivocadas, circunstancias fuera de su control y también arrebatos y grescas que le han pasado factura.

Desde 2010 se habla de que Frida (quien entonces tenía apenas 18 años) padece síndrome limítrofe de la personalidad [también conocido como 'borderline'] y esto es porque ha manifestado síntomas de este trastorno en varias ocasiones. Ese año, cuando regresó a vivir en Miami, medios estadounidenses y testigos aseguraron que la joven intentó saltar de un piso 17 de un condominio, aunque de inmediato Alejandra Guzmán negó los acontecimientos, sobre todo porque en EEUU todavía era menor de edad.

Desde entonces y hasta ahora, han ido escalando los rifirrafes con Alejandra— la acusó de haberle 'bajado' a su expareja Christian Estrada (del cual tuvo un aborto, no se supo nunca si espontáneo o quirúrgico, ya que Frida ha sido ambigua al respecto) y la guerra de declaraciones acabó embarrando hasta a Sylvia Pasquel, a quien le dijo que ella ni hablara, porque finalmente le había hecho lo mismo, pero al revés, a su madre (la eximia nonagenaria Silvia Pinal) con Fernando Frade y que todo aquello había acabado muy mal [en clara alusión a la trágica muerte de la pequeña Viridiana, a la que Frida jamás conoció].

Y con la ley su reciente arresto en Miami no fue el primer lío: ella misma ha hablado de cómo en 2016 estuvo en prisión por algunas horas debido a que un sujeto con el que salía intentó hacer un sextape durante un encuentro íntimo.

"Si quiero y tengo ganas, yo así soy", señaló. "Estaba horny y este vato no estaba nada mal, entonces bueno las cosas fueron escalando y para no hacerles el cuento largo, estoy en plena acción, volteo y el tipo estaba con el celular (grabándola). Me le fui (encima)", explicó.

Frida reconoció que, aunque actuó de forma impulsiva lo volvería a hacer para ponerle un alto a quien intente faltarle al respeto: "Agarré su teléfono, se lo rompí y le rompí la madre, y lo volvería a hacer".

Sin embargo, es evidente que estos numerosos escándalos la han afectado no solo en su imagen pública sino en su estado emocional, lo que se ha hecho patente a raíz de su arresto en el restaurante Joia, con vista a la bahía de Biscayne. Según el expediente judicial, está acusada de conducta desordenada y de resistirse sin violencia a la autoridad de un policía, y tuvo que pagar una fianza antes de ser liberada provisionalmente.

Después de salir de la estación de policía, la hija también del empresario Pablo Moctezuma (quien había sido su principal apoyo recientemente), declaró que era muy triste el no tener a dónde ir, ya que nadie de su familia estaba ahí para acompañarla. Hay que recordar que se encuentra alejada totalmente de su familia (si bien la Pasquel, Stephanie Salas y la mismísima Pinal le han mandado mensajes diciéndole que la recibirían siempre con amor) tras haber acusado de abuso sexual a su abuelo Enrique Guzmán, quien ya tenía fama de manolarga, y de todos los problemas legales que de ahí desembocaron y aún no se han resuelto.

Es lamentable que esté sola, desamparada y sin nadie que le de cobijo. ¿Es responsable de lo que le pasa? Es claro que necesita ayuda, retomar el rumbo y alguien que le ayude a encontrarlo. Tal vez no sea su madre —la relación con Alejandra va a necesitar mucho trabajo para arreglarse, al parecer— pero si Frida está dispuesta a sanar, puede que la solución a sus dramas no esté tan lejos.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Las reflexiones de “El Buki” que lo han convertido en un gurú de la vida

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente