La tensión entre Trump y 'Borat': el presidente lo llama "farsante y "siniestro" y el comediante lo ridiculiza

Jesús Del Toro
·5 min de lectura

Entre la multitud de confrontaciones que diariamente protagoniza Donald Trump ha sido notoria en días recientes la que ha tenido con el actor y comediante Sacha Baron Cohen, famoso por su personaje satírico Borat.

Baron Cohen ha lanzado en la plataforma Amazon Prime Video una nueva película, secuela del documental satírico ‘Borat’ de 2006, que ha captado la atención porque coloca al entorno de Trump en el centro de un punzante humorismo que mezcla la realidad con pícaros personajes de ficción.

Una figura hinchable de Borat para promocionar el lanzamiento de su nueva película. (Photo by Philip Dethlefs/picture alliance via Getty Images)
Una figura hinchable de Borat para promocionar el lanzamiento de su nueva película. (Photo by Philip Dethlefs/picture alliance via Getty Images)

En su nueva película, titulada ‘Borat Subsequent Moviefilm’, Baron Cohen hace burla, por ejemplo, de la seguridad de la Casa Blanca, pues una de las actrices logra tener acceso a áreas de la residencia presidencial. Y, también, pone en aprietos al abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, cuando este acude a una habitación de un hotel en compañía de una mujer, también actriz, y es captado en video en situaciones que parecen comprometedoras.

Por ello, cuando recientemente el presidente hablaba con reporteros a bordo del avión presidencial Air Force One, se le preguntó si estaba preocupado por posibles fallos de seguridad en la Casa Blanca.

De acuerdo al periódico USA Today, Trump respondió como habitualmente que “no sabe lo que pasó” y luego dijo que Baron Cohen “hace unos años trató de estafarme… Y yo fui el único que dije que no, es un farsante y no lo encuentro gracioso”.

Sacha Baron Cohen,  en su personajde Ali G, entrevistó a Donald Trump en 2003. (Captura de pantalla YouTube/Smarty Max)
Sacha Baron Cohen, en su personajde Ali G, entrevistó a Donald Trump en 2003. (Captura de pantalla YouTube/Smarty Max)

Trump remató calificando a Baron Cohen de ser “siniestro”.

El origen de su animadversión

La “estafa” a la que Trump se refiere sería a la escena del programa ‘Da Ali G Show’ del 2003 en la que Baron Cohen, caracterizado en su personaje Ali G, quiere venderle al magnate un “guante para comer helado” inventado por él.

En esa escena Trump se impacienta, se levanta al poco tiempo y se va luego de desearle a Ali G que gane mucho dinero con su idea. Todo el asunto era ciertamente un momento satírico, pero al parecer Trump, por lo que dijo a bordo del Air Force One, quizá en efecto pensó que Baron Cohen trataba de estafarlo.

En todo caso, el propio Trump tampoco fue muy serio durante esa conversación pues dijo que “cientos de millones de años atrás la gente ya estaba haciendo negocios, y estaban comerciando con rocas, piedras y otras cosas”.

La humanidad no existía hace cientos de millones de años y la descripción que hace Trump aludiría a una escena de la serie animada ‘Los picapiedra’ mucho más que a la realidad.

En todo caso, al parecer Trump no tuvo una buena impresión de Baron Cohen, y cabe decir que el comediante también tiene una buena cantidad de críticos.

‘Borat 2’ entra a la Casa Blanca

De vuelta al presente, las imágenes del nuevo documental satírico que motivaron las preguntas de los reporteros al presidente de EEUU fueron difundidas en la cuenta de Twitter del personaje Borat.

En ese video se muestra a la actriz Maria Bakalova, en el rol de Tutar, la hija de Borat, siendo llevada a la Casa Blanca por la reportera Chanel Rion, de la cadena de noticias One American News (OAN), que ha cobrado notoriedad por su intensa línea proTrump.

Borat se burla de ello al comentar en ese video que OAN es la “más rigurosa fuente de noticias en Estados Unidos” y luego le comenta a Trump que sea “muy cuidadoso con quien deja entrar a sus eventos y su casa…” y se burla de que para ingresar allí “no se necesita prueba de covid”.

En ese video se ve a Tutar en compañía de Rion dentro y fuera de la Casa Blanca y también se ve al personaje de la hija de Borat en un evento, al parecer privado, del presidente en el que incluso Tutar conversa con Donald Trump Jr.

Giuliani, por su parte, también cayó en el ardid de Borat y es Bakalova, en su papel de Tutar, la mujer con la que el abogado del presidente y exalcalde de Nueva York tiene la escena embarazosa en un cuarto de hotel.

Giuliani negó haber hecho nada impropio y dijo públicamente en días pasados que todo fue una “completa fabricación” para golpearlo y calificó de “idiota” a Baron Cohen.

Trump, como ya se ha afirmado, también ha criticado acremente a Baron Cohen.

Al final, el comediante le respondió al presidente con un punzante tuit en el que le dice: “Donald, ¡aprecio la publicidad gratis para Borat! Admito que tampoco te encuentro gracioso pero de todos modos el mundo entero se ríe de ti. Siempre estoy buscando gente para interpretar el papel de bufón racista, y tú necesitarás un empleo después del 20 de enero. ¡Hablemos!”.

Sea como sea, ciertamente Baron Cohen ha recibido de parte de Trump una notoria promoción para su documental satírico. Y, al margen de la opinión que cada persona tenga sobre ese filme y sus protagonistas y creadores, parece claro que las resonancias que ha creado en el entorno cercano al presidente estadounidense sugieren que, en efecto, en cuanto a escándalo y ridículo, la realidad ha superado a la ficción.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Grandes comedias que hoy serían imposibles de hacer