La risa descontrolada de una bebé sorda al oír la voz de su hermana mayor

“Hermanita, hermanita”, se escucha decir a una niña de pie frente a una bebé a la que su madre sostiene en su regazo. La segunda, tras unos segundos con cara de ‘qué está pasando’, se echa a reír de manera descontrolada. No puede parar. Su risa es contagiosa y todos acaban a carcajadas. Es el vídeo en el que una familia estadounidense registró la primera ver que su hija menor usó sus audífonos.

Scartlet Benjamin escuchó por primera vez a su hermanan mayor con nitidez al estrenar audífonos y su reacción se ha vuelto viral. (Foto: Captura del vídeo de CBS)

El pasado 10 de enero, Carol Dianne Benjamin, una madre de Georgia (Estados Unidos), decidió compartir con el mundo a través de Facebook uno de los momentos más importantes de la familia. Este, tras superar el millón de reproducciones en su perfil, se volvió viral hasta llegar a una cadena como la CBS, que se hizo eco de su historia y en cuya página de Facebook el mismo vídeo acumula desde este lunes más de 6,1 millones de reproducciones.

Y así, de play en play y compartiéndolo, el momento en el que Scartlet Benjamin escuchó por primera vez con nitidez la voz de su hermana mayor está recorriendo el mundo. La reacción no es para menos. Su risa es contagiosa, como la de todos los bebés, y acaba desembocando en las lágrimas de su madre, que no puede contener la emoción al ver cómo su bebé se ríe a pleno pulmón tras oír a su hermana Hale, de cuatro años, llamarla “hermanita”.

En su post de Facebook, Carol Dianne Benjamin ha explicado que su hija fue prematura -nació tres meses antes de lo esperado- y cogió una infección que tuvo que ser combatida con antibióticos. A consecuencia de aquello, su audición se vio afectada. Como Scarlet respondía a los sonidos, no habían sido conscientes hasta ahora de cuánto oía la niña. Creían que escuchaba “bastante bien”.

Sin embargo, al colocarle sus primeros audífonos y ver su reacción se dieron cuenta de que era la primera vez que escuchaba de forma tan clara a su hermana. El momento fue tan emotivo y feliz que quisieron compartirlo. “Disfruta uno de los mejores días de nuestras vidas. Por cierto, estoy llorando, tú lloras, todos lloran”, dice en su mensaje.

En el caso de la pequeña Scarlet, esta conserva restos auditivos, de ahí que recupere audición con un audífono y que su reacción sea de alegría pura. En otras ocasiones, cuando un bebé o un niño escucha por primera vez, la reacción suele ser la de llorar al no saber qué está pasando ni de dónde le viene el sonido. Esta respuesta suele darse cuando los pequeños no han oído antes de ese momento y en lugar de audífonos se les colocan implantes cocleares.

Aunque cada caso es distinto y único.