Así es vivir a 5.000 metros en La Rinconada, la ciudad más alta del mundo

Al sudeste de Perú, en plena cordillera de los Andes, se encuentra La Rinconada, la ciudad poblada más alta del mundo. Se sitúa a 5.100 metros sobre el nivel del mar en un lugar de difícil acceso junto a un glaciar llamado Bella Durmiente. Aquí las temperaturas máximas en verano apenas alcanzan los 10 grados y las noches siempre son bajo cero, superando habitualmente los -15. Sin embargo, pese a estas duras condiciones, aquí residen cerca de 70.000 personas.

El motivo por el que tanta gente vive en un lugar tan remoto es que se encuentra junto a unas minas de oro. Estas han provocado que la población de La Rinconada se haya triplicado desde finales del siglo XX, pero, aunque todos los que llegan aquí lo hacen con el sueño de alcanzar un futuro mejor gracias al tesoro dorado, la realidad que se encuentran es bien diferente.

En La Rinconada no hay servicios sanitarios básicos, alcantarillado o sistema de tratamiento de residuos. El lugar se ha convertido en un enorme vertedero de basura en el que sus habitantes tratan de ganarse la vida como buenamente pueden. Para su población, el sueño dorado se ha transformado en pesadilla.

Más historias que te pueden interesar: