La razón por la que Paulina de la Mora se ha convertido en un paradigma de la elegancia

(Getty Images)

El hablar cantado y pausado de Paulina de la Mora la convirtió, en muy poco tiempo, en un emblema para los amantes de las series latinoamericanas, pero además es un auténtico ejemplo de elegancia

Quien ha visto ‘La Casa de las Flores’, serie de Manolo Caro para Netflix, sabe que Paulina, personaje interpretado por Cecilia Suárez, no solo se destaca por manejar con equilibrio el drama y el sentido del humor, sino porque afronta situaciones que van desde la crianza de su hijo adolescente, hasta volverse a enamorar de su exmarido, que ahora es mujer, todo aderezado con una estética refinada que contrasta de manera fascinante con lo que transcurre en la serie.

Estos detalles cuidados en el look de Paulina de la Mora han dado mucho de qué hablar y seguirán haciéndolo por un buen tiempo, puesto que ella no solo se convirtió en el eje central de la trama, sino que expresa mucho poder femenino.

Según la opinión de Amira Saim, editora digital de Vogue México y Latinoamérica, el personaje de Cecilia Suárez en ‘La Casa de las Flores’ representa una figura de poder. Al ser líder de la familia y llevar adelante todas sus causas, sus looks mezclan muy bien lo masculino y lo femenino, representando de alguna manera que ella es fuerte y vulnerable a la vez. 

“En el vestuario de Paulina de la Mora predominan los pantalones fluidos, las camisas y los Oxford shoes, todo en monocromáticos sutiles como rosas, morados y neutros. De alguna manera, es una versión muy soft del power suite que al estar en equilibrio entre lo suave y lo fuerte ofrece una imagen sobria y elegante”.

Sin verse demasiado “girly” ni demasiado varonil, Paulina de la Mora nos muestra a una mujer que no se excede, pero que está dispuesta a aventurarse. 

En muchas ocasiones, aunque viste chaqueta, pantalones y camisa, vemos diseños interesantes que van más allá de un clásico taller y se despegan del concepto aburrido de ejecutiva esclava del trabajo.

La responsable del diseño de vestuario de ‘La Casa de Las Flores’ es la mexicana Natalia Seligson, quien asegura que quiso que el look de Paulina mostrara “a una mujer muy práctica y muy aterrizada, siempre con buen gusto y un estilo minimalista”.

Claves de elegancia

Entre las claves del vestuario de este personaje de La Casa de las Flores y que podemos adoptar como propias en virtud de un estilo refinado, femenino pero muy sobrio –algo que suena como una combinación perfecta para trabajar- están piezas, casi siempre holgadas y fluidas como blazers, blusas de botones, chalecos, chaquetas largas, maxi suéteres, pantalones capri y largos, zapatos Oxford y mocasines.

En cuanto a los colores, suelen ser neutros como beige, gris, blanco o negro; pasteles como rosa, lila y melón, en combinación con otros más intensos como verde botella, naranja y azul marino.

El uso de accesorios es minimalista, de manera que podemos apreciar zarcillos pequeños y delicados, muy pocas pulseras o collares, pañuelos y pashminas, y carteras siempre especiales y elegantes. Asimismo, en el maquillaje se trabaja el mismo concepto austero destacando con profundidad las pestañas y los labios en tonos malva. 

Una clave interesante y poderosa del look de este personaje es su versatilidad. Las piezas que plantea parecen jugar entre sí para lograr una amplia gama de combinaciones sin invertir demasiado, lo cual es básico para un clóset perfecto. 

Tratar de lograr un look sobrio, pero jugar con piezas relajadas puede ser un reto para encontrar un nuevo estilo y lograr expresarnos a través de nuestra ropa. Y si por algo se hizo emblemático este personaje fue, justamente, por su forma de expresarse en cada situación insólita dibujada en la trama de ‘La Casa de las Flores’: Paulina es directa, sobria, serena, fuerte y dulce. Y esa combinación también funciona en la moda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La Casa de las Flores, tercera temporada | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Paulina de la Mora envía un extraño mensaje muy contundente