La primera escritora profesional de la Historia

image

Aunque fueron muchas las que escribieron libros antes que ella, Christine de Pizan (1364-1430) está considerada como la primera escritora profesional de la Historia debido a que logró vivir de los beneficios que le aportaron las ventas de sus obras, algo que hasta el momento ninguna otra mujer había conseguido.

Nació en Venecia en el seno de una familia ilustrada y cuando contaba con cinco años de edad su padre fue requerido por el rey Carlos V de Francia para trabajar para él como astrólogo real (tanto de este monarca como de su sucesor Carlos VI que llegaría al trono en 1380), un hecho que hizo que toda la familia se trasladase a vivir a la corte de Francia.

[Te puede interesar: La mujer a la que más temió Napoleón Bonaparte]

Christine fue desposada a los 15 años de edad (algo muy común en la época) con Étienne du Castel, secretario de la corte y gran amante de las letras, algo que tuvo muy en común con su joven esposa, quien desde muy pequeña se interesó por aprender y leer todo lo que iba encontrando en la fantástica biblioteca real.

A pesar de dar a luz a tres hijos, dedicarse a criarlos y atender a su esposo, la joven siguió leyendo y estudiando antiguos textos animada por su progenitor y su esposo. No era habitual en aquella época que una mujer supiera leer y mucho menos escribir, por lo que la hacía especialmente singular frente a otras damas de la corte e incluso era admirada por algunos hombres que veían en ella a alguien con dotes sorprendentes y a la que animaban a seguir ilustrándose y a escribir.

En 1399 la desgracia se cruzó en su camino y con muy poco tiempo de diferencia perdió a un hijo, su esposo y a su padre. A pesar de que le correspondía heredar una importante suma de dinero, una serie de engaños y litigios hicieron que no percibiese lo estipulado y tuviera que buscar la forma de mantener a sus dos hijos y a su madre.

Tan solo tenía veinticinco años de edad y no deseaba quedar enclaustrada como lo hacían las otras viudas de la corte, motivo por el que decidió ponerse a escribir y ofrecer sus servicios como escritora.

Unas composiciones poéticas (conocidas como elegías) dedicadas a su esposo la catapultaron en la corte como escritora y no tardaron en hacerle múltiples encargos, teniendo una muy prolífica carrera.

Pero Christine de Pizan también destacó por ser una gran defensora de los derechos de la mujer, algo que, con los años, la ha llevado a ser señalada también como una de las primeras feministas de la Historia.

image

[Te puede interesar: Catalina de Medici, la desconfiada mujer que dio origen a la expresión ‘las paredes oyen’]

Fuentes de consulta: ozy.com / mujeresenlahistoria