La presa siria de Tabqa, un desafío estratégico

1 / 4
Un miembro de la Media Luna Roja comprueba el nivel del agua en la presa de Tabqa, estratégica en los combates contra los yihadistas, el 28 de marzo de 2017

La estratégica presa de Tabqa, que los combatientes árabes y kurdos tratan de arrebatarle al grupo yihadista Estado Islámico (EI), es la más grande de Siria.

Situada en la provincia de Raqa (norte), la presa está construida sobre el río Éufrates, que recorre 2.800 kilómetros y nace en Turquía antes de atravesar Siria e Irak. La presa tiene 4,5 kilómetros de largo, una altura de 60 metros y un ancho de 512 metros en su base.

El lago Asad, que contiene la presa, se extiende a lo largo de 50 kilómetros y cubre una superficie de 630 kilómetros cuadrados, lo que la convierte en la reserva de agua más importante de Siria, con 12.000 millones de metros cúbicos.

- Importante desafío estratégico -

La presa cayó en manos de los insurgentes en febrero de 2013. A principios de 2014, el grupo EI tomó el control de la ciudad de Raqa, antes de apoderarse completamente de la provincia epónima.

Una reconquista de la presa y de la ciudad, situada a 55 kilómetros al suroeste de Raqa, permitiría a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) avanzar hacia Raqa por el sur y así reforzar el cerco del bastión del EI.

Por aire, las FDS están apoyadas por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, y por tierra por los consejeros militares estadounidenses.

- Temor a un desastre -

La presa no funciona desde el domingo, después de que los bombardeos de la central que provee electricidad la dejaran fuera de servicio.

Según un responsable técnico, el embalse todavía no ha alcanzado un nivel alarmante, pero éste podría subir si la presa sigue estando fuera de servicio.

La ONU advirtió sobre las "implicaciones humanitarias catastróficas" que podría causar un aumento del nivel de agua o cualquier daño en la presa. "Las inundaciones a gran escala en Raqa y en (la provincia de) Deir Ezzor" podrían producirse, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Habitantes de la zona manifestaron temer que el EI inunde sus aldeas haciendo estallar la presa.

- Ayuda soviética -

La presa hidroeléctrica de Tabqa, llamada presa del Éufrates o 'Al Thawra' (revolución) es tan importante para Siria como la de Asuán para Egipto.

Como esta última, la presa de Tabqa fue construida con la participación de la Unión Soviética, aliada del régimen Sirio durante mucho tiempo.

La infraestructura, que se empezó a construir en 1968, fue inaugurada en julio de 1973 bajo el mandato del presidente Hafez Al Asad, padre del actual jefe de Estado sirio, Bashar Al Asad.

El Éufrates es la principal fuente de agua potable de la región y es de vital importancia para la agricultura y el ganado.

La construcción de la presa al nivel de la ciudad de Al Thawra permitió a Raqa jugar un papel destacado en la economía.

La presa debía generar 880 megawatios de electricidad y permitir la irrigación de más de 600.000 hectáreas. Pero numerosos problemas, incluyendo la fuerte salinidad de las tierras, solo permitieron la irrigación de menos de un tercio de esa superficie.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines