La película italiana que sirvió para salvar la vida a 300 judíos a los que camuflaron como figurantes

Escena de la película ‘La puerta del cielo’ que sirvió para salvar la vida a 300 judíos a los que camuflaron como figurantes (imagen vía Wikipedia)

Sobradamente conocida es la expresión ‘la necesidad agudiza el ingenio’ con la que se pone de manifiesto la creatividad innata de muchas personas cuando están atravesando por un momento de apuro y cómo logran encontrar soluciones, de una manera inesperada, a sus problemas.

Con ello quería referirme a un momento angustioso que se vivió durante la Segunda Guerra Mundial en el que desde el Tercer Reich alemán se sometió a la persecución de millones de ciudadanos de gran parte de Europa por el hecho de su religión (mayoritariamente judíos), etnia, ideología política o condición sexual. Países aliados del Führer (en este caso la Italia fascista de Benito Mussolini) ayudaron a la persecución y encarcelamiento, convirtiéndose en cómplices directos del holocausto nazi.

En 1943 se esperaba una intervención del Bando Aliado de Italia, pero mientras llegaban las tropas británicas o norteamericanas, el país transalpino sufría las consecuencias de la alianza política entre Mussolini y Hitler y miles de personas eran encarceladas y enviadas a los campos de concentración.

Desde el Vaticano se quiso intervenir en el asunto de una manera disimulada e ingeniosa y aunque el papa Pio XII había sido acusado de colaboracionista con el fascismo (o al menos inmovilista) se trazó un plan para poder salvar el máximo número de ciudadanos en riesgo de ser apresados y el cual consistía en financiar una película, a través del Centro Católico Cinematográfico, en la que se contrataría a centenares de personas, que se encontraran en riesgo, como figurantes, actores e incluso miembros del equipo de rodaje.

Se escribió el guión de una película religiosa, a la cual se le dio el título de ‘La puerta del cielo’, y cuya trama versaría en el viaje realizado en tren por un numeroso grupo de creyentes que se dirigían a visitar en peregrinación el Santuario de la Santa Casa en la localidad de Loreto.

Con el rodaje de la película ‘La puerta del cielo’ Vittorio de Sica ayudó a salvar la vida de más de 300 judíos (imagen vía imdb)

Como director del film se contrató al célebre Vittorio de Sica (autor del mencionado guión) y el rodaje comenzó en verano de aquel 1943 y a lo largo de cerca de un año se llevó a cabo.

[Te puede interesar leer: La historia real detrás de la película ‘Argo’]

Para ello se contrató a más de trescientas personas (la mayoría judías) que ocuparon diversos puestos dentro de la película (básicamente como figurantes o miembros del equipo). Aunque se trataba de un paripé con el que salvar la vida de aquellos que se encontraban en grave riesgo de persecución, el film se iba rodando sobre todo para poder tener material demostrable a la hora de pasar los controles por parte de las autoridades que querrían visionar parte del metraje y comprobar que se trataba de un verdadero rodaje.

Parte del set de rodaje era el interior de la Basílica de San Pablo Extramuros de Roma, lugar que también servía para dar alojamiento y cobijo a todos los integrantes de aquel pintoresco equipo compuesto en su mayoría de refugiados.  Uno de los momentos más angustiosos que vivieron fue el que tuvo lugar la noche del 3 de febrero de 1944, cuando irrumpió en la basílica un grupo de soldados fascistas y detuvieron a una sesentena de personas acusadas de ser judías.

A pesar de este contratiempo, Vittorio de Sica quiso terminar la película ya que su intención era que fuese estrenada en los cines italianos una vez finalizado el conflicto bélico. La liberación de Roma por parte de los Aliados propició que el rodaje llegara a su fin y cerca de trescientas personas hubiesen salvado su vida gracias al mismo.

A pesar de esta curiosa historia que hay tras el rodaje, la película pasó sin pena ni gloria y tan solo se estrenó en poquísimas salas de cine. Parece ser que tan solo existen tres copias de ‘La puerta del cielo’; dos de ellas se guardan en los archivos vaticanos y una tercera está en poder de Christian de Sica, hijo del director que lo hizo posible.

Fuentes de consulta e imágenes: peliculasholocaustojudio / kurioso / Wikipedia / imdb

[Te puede interesar leer: Cuando los nazis rodaron su propia versión de la película Titanic]