La patronal francesa vota por Fillon en las presidenciales y desconfía de Macron

Los empresarios franceses también tienen sus favoritos para las presidenciales francesas, y se enmarcan en un arco ideológico que va del centro a la derecha. Y quien más se acerca a sus posiciones, de menos cargas sociales y reducción del gasto público, es el candidato del partido derechista Les Républicains François Fillon.

En un tuit, Fillon dice claramente que “la respuesta al éxodo de talentos en Francia, es una mayor libertad para crear su empresa”.

La réponse à l’exode des talents, c’est essentiellement de la liberté pour créer son entreprise. pic.twitter.com/DEqXksBxsR— François Fillon (@FrancoisFillon) 28 de març de 2017

Un enunciado que encanta al actual presidente de la patronal francesa MEDEF, Pierre Gattaz, quien convocó a Fillon, el centrista Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen a un debate en su sede sobre sus programas económicos.

Aunque Le Pen fuera invitada, su reivindicación de que Francia abandone el euro y se establezcan barreras comerciales con el resto de Europa les produce más que nada miedo, dado que buena parte de las exportaciones del país van al resto de la eurozona.

Retomando el carácter proteccionista de otros populismos recientes en países avanzados, la candidata del Frente Nacional se dice la abanderada de las pequeñas y medianas empresas.

“L’Etat doit jouer tout son rôle en incitant les banques à financer les TPE-PME, et en faisant respecter les délais de paiement !” #MEDEF pic.twitter.com/xIySgIBZVu— Marine Le Pen (@MLP_officiel) 28 de març de 2017

Aunque un estudio del banco suizo UBS prevé que si el país saliera del euro, la bolsa se derrumbaría un treinta y tres por ciento. Otros analistas, calculan que si volviera al franco este se devaluaría entre un veinte y un treinta por ciento.

Quien tiene más posibilidades de ser presidente, Macron, no acaba de convencer a los grandes empresarios porque procede del Partido Socialista. Y sus reformas, según ellos, no van lo suficientemente lejos.

Pueden identificarse con su liberalismo y su recorrido como banquero, pero desconfían de sus intenciones como recién llegado a la política. Entre sus mensajes, puede leerse que hay que fomentar la innovación. En un reto para la competitivad de las compañías, que también pasa por un rejuvenecimiento de sus prácticas.

Il ne faut pas bloquer l’innovation. Il faut protéger les personnes par la formation, et pas les jobs. #Présidentielle2017— Emmanuel Macron (@EmmanuelMacron) 28 de març de 2017

Los dos grandes ausentes en el debate eran los dos principales candidatos de la izquierda: el socialista Benoît Hamon y el exsocialista y ahora radical Jean-Luc Mélenchon. Hamon prefirió desplazarse a Berlín para ser recibido por la canciller, Angela Merkel, y discutir con ella sobre el futuro de la eurozona. En un tuit, constató sus convergencias sobre una Europa de la defensa y de la energía pero sus divergencias sobre las políticas de austeridad.

Nous avons évoqué avec Mme Merkel nos convergences sur la défense européenne et l’énergie ainsi que nos divergences sur l’austérité. #Berlin pic.twitter.com/nobBvwwOxS— Benoît Hamon (@benoithamon) 28 de març de 2017

El candidato, que recibió el apoyo del rival socialdemócrata de Merkel a las elecciones alemanas en septiembre Martin Shulz, es partidario de un mayor gasto público y una asamblea de parlamentarios para aprobar un preusupuesto común y unos mínimos sociales y fiscales de la moneda única.

Por su parte, Mélenchon está todavía más alejado de la patronal porque cuestiona los presentes tratados europeos y su carácter liberal al tiempo que propone medidas sociales para aumentar el poder adquisitivo. Por ejemplo, el aumento inmediato del salario mínimo a los 1.326 euros netos. Una propuesta en las antípodas del programa de Fillon.

Nous voulons augmenter le smic de 175 euros. Parce qu’il ne permet pas de vivre bien ! #JLMRennes https://t.co/DBtSsAYtN7 pic.twitter.com/J3RuwEAotv— Jean-Luc Mélenchon (@JLMelenchon) 26 de març de 2017

Aunque es posible que, en la segunda vuelta, los empresarios no puedan votar a ninguno de los dos y tengan que escoger entre el modelo proteccionista de Le Pen y el mundialista de Macron.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines