La ONU apunta a un posible genocidio en la República Democrática del Congo

Un grupo de personas desplazadas por el conflicto entre los pueblos lendu y hema, el 2 de marzo de 2018 en Bunia (República Democrática del Congo)

La violencia que vive desde diciembre de 2017 la región de Ituri, en la República Democrática del Congo, podría tener "elementos constitutivos de crímenes contra la humanidad" y considerarse "un crimen de genocidio", según un informe de la ONU.

"Al menos 701 personas murieron", indicó un informe conjunto de la Misión de Naciones Unidos en el Congo (Monusco) y de la oficina de Derechos Humanos. "La gran mayoría de víctimas de ataques parecen haber sido elegidas por su pertenencia a la comunidad hema", añade el informe.

Entre diciembre de 2017 y septiembre de 2019 murieron al menos 402 miembros de esta comunidad.

La violencia entre los lendu, un pueblo mayoritariamente de agricultores, y los hema, ganderos y comerciantes, se reanudó a finales de 2017 en Ituri, una provincia del noreste de RDC fronteriza con Uganda.

Esta región cercano al lago Alberto es además rica en oro y petróleo.

Entre 1993 y 2003 un conflicto parecido dejó decenas de miles de muertos hasta la intervención de una fuerza europea (Artémis) bajo mando francés.